Nadie mejor que tú en el Club de las 500

Nadie mejor que tú

Supongo que en algún momento de un pasado que sucedió hace trece años y del que no me acuerdo decidí mover todas las fotos desde algún lugar que no recuerdo a mi cuenta en flickr o al menos esa es mi teoría para explicar como una anotación de agosto del año 2004 tiene una foto que subí en abril del año 2005. Esta imagen formó parte de una serie de historias cortas inspiradas en la perpetración de crímenes contra un álbum que me gustaba mucho. La imagen la vimos en la anotación Nadie mejor que tú y hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

Appelmoes – Compota de manzana en el Club de las 500

Appelmoes - Compota de manzana

Por el mejor blog sin premios en castellano pasan un montón de fotos de comida y de cuando en cuando, sobre todo cuando una que no vamos a mentar se despista, cuelo recetas y viviendo en Holanda, hay unas cuantas recetas holandesas por aquí, de aquellas cosillas que me gustan. Una de ellas es la del Appelmoes – Compota de manzana, que me encanta pero que no hago con frecuencia porque en el super solo te venden kilos de manzanas y yo soy más bien de una o dos cuando tengo antojo. Allá por noviembre del año 2009 vimos la foto de hoy y hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

Águila marina de cola blanca en el Club de las 500

Águila marina de cola blanca

Hubo un momento en un pasado que ya podemos considerar lejano en el que flirteé con la fotografía de pájaros con mi amigo el Moreno, aunque las eternas esperas al aire libre me aburren soberanamente y acabé convencido que aquello no es lo mío. De esa época hubo un viaje a Polonia para hacer fotos del águila marina de cola blanca y por aquí dentro hay un álbum con varias fotos. Una de ellas, que vimos en noviembre del 2009 y que hice un mes antes fue ésta del Águila marina de cola blanca a la que hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

El tren para volver a casa en el Club de las 500

El tren para volver a casa

Va siendo hora de regresar a cierto club y admitir nuevas fotos, aunque comenzamos con una en uno de los tamaños más minúsculos que tenemos en la larga y patética historia del mejor blog sin premios en castellano. Esta es una de las fotos que hice con mi primer ai-fone y aunque en aquella época no lo reconocíamos, la calidad de las fotos era T-E-R-R-I-B-L-E y por eso las dejaba en pequeñito para que no se viese que aquello no enfocaba ni por azar. Esta estampa la hice en julio del año 2009 en el que creo que fue el último paso en mi vida por Barcelona, ciudad que hoy en día es la cuna del fascismo nacionalista más salvaje y despreciable que existe. La imagen formaba parte de la anotación Un viaje con trueque de Vueling por Clickair y además muestra los paneles analógicos de información en las estaciones de tren holandeses que han sido substituidos por unos digitales. Hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.