BE PREPARE FOR THE UNEXPECTED HAPPEN !!!

BE PREPARE FOR THE UNEXPECTED HAPPEN !!!

En la conocida como Virgin Island que no es para nada virgen y en la que te cobran por visitarla y usar todas esas instalaciones que se construyeron allí para que los turistas vean ese lugar virgen, como el bar, el restaurante, los baños que seguramente tienen sus desagües directamente al mar cercano, bueno, lo dejo, decía que en esa isla virgen hay un caminito para ir de una parte a la otra y así ver otra playa y una zona con rocas en la que hay una estructura artificial que te permite lanzarte al agua y ver el fondo marino del agua del mar con tus gafas y tu tubo y ese sendero tiene el cartel de la imagen al inicio. Los traductores más capacitados coinciden en que Be PREPARE FOR THE UNEXPECTED HAPPEN !!! se puede traducir al español como TRUSCOLUÑA NO ES NACIÓN !!! pero algunos otros traductores insisten en que en realidad esto quiere decir ARRÉATE LOS MACHOS !!! que sería la que yo usaría como Canario y que es lo que deberían estar haciendo ciertos criminales políticos que intentan robar un trozo de un país. No saben la suerte que tienen que no sea yo el que esté en el poder, yo no mandaría cartas, yo destruiría uno a uno sus lugares más conocidos para que recuperen la razón o se decanten abiertamente por la locura. Que no te echas atrás el lunes, pues mira, a cierto monasterio cerca de tu capital le caen misiles hasta que te desmonto el solar y te lo dejo listo para que la mierdosa anarquista esa con cien mil euros de sueldo se pueda comprar allí el terreno para hacerse un chiquero en el que vivir y revolcarse en su propia mierda y en la ajena. Que setenta y dos horas más tarde sigues de tozudo, pues va algún otro lugar y así hasta que te entre la letra, que ya lo dice el refranero que con algunas bestias deleznables, la letra con sangre entra.

Tricycle petado en Boracay

Tricycle petado en Boracay

Cada país del sureste de Asia tiene sus peculiares medios de transporte públicos creados alrededor de bicicletas y motos y por el mejor blog sin premios en castellano llevamos años viéndolos. En las Filipinas, si no quieres seguir una de las rutas de los jeepneys está la posibilidad de los tricycle o triciclos, motocicletas a las que se les ha añadido una mega-estructura para transportar hasta nueve julays. A menos que pagues una cantidad adicional, estos vehículos paran y recogen a todo el que lo pide y que va en la dirección en la que circula, se enteran más o menos de la ruta y se bajan donde les resulta más conveniente o en su destino, ya que el conductor es flexible en lo del recorrido. Si eres intelectualmente dotado seguro que encontrarás uno o varios micro-vídeos por aquí con mis viajes en estos cacharros, aunque en mi caso casi siempre ha sido solo con el conductor ya que los precios son tan ridículos que no los comparto y por uno o dos leuros me llevaban allí a donde quería. En Boracay les hice algunas fotos y en la imagen de hoy vemos un tricycle con ocho personas, petado y hasta con el equipaje de varias de ellas sobre el chasis. Hay un tipo especial, llamado motorella y que pese a que los he visto y me he montado, no recuerdo si les hice fotos, en los que la moto está en el centro de la estructura, que es bastante más cerrada que la que vemos hoy. Con algo de suerte veremos alguno de esos en las fotos de Camiguin. Hay otro tipo de transporte construido a partir de las motocicletas y llamado Habal-Habal, con un asiento mucho más largo y capacidad para cinco julays y a veces una estructura como de silla de camello montada sobre la motocicleta y que permite llevar hasta trece julays. Esta última la llaman skylab y aunque me he cruzado alguna, creo que no les he hecho fotos.

Todos los dulces en uno

Todos los dulces en uno

Cuando rastreando un supermercado en Cebu me tropecé con el paquete de otap que aparece en la foto, lo primero que pensé es que debía ser una comida milagrosa ya que en un único producto combinaba otap, polvorón, rosquillos, galletas de huevos, hojaldres y lady’s finger y méate toa merilléin que así sin más has soltado una ristra en tagalo que no veas y hasta te crees que estás hablando español cuando en realidad es filipino, pino, pino. Yo diría que en realidad era un paquete de otap, que no es otra cosa que lo que en España se llama palmerita solo que adaptada a los productos de aquel país, con margarina y coco entre sus ingredientes fundamentales y que en el paquete aprovechan para promocionar sus otros productos y por eso los mentan.

Ir a una panaderia en las Filipinas es viajar hacia atrás en el tiempo a la época en la que los españoles estaban allí. La mayor parte de los productos que se venden, salvo por el dónut, tienen nombres españoles y se hacen con recetas que aprendieron de la época colonial. Es con gran diferencia el país del sureste de Asia con los mejores panes y entre ellos destaca el pan de sal, una pequeña y deliciosa maravilla.

La barbería en la calle

La barbería

En Vietnam tenemos a los emprendedores que no necesitan ni alquilar un local para poner su negocio. Ya hemos visto a las chamas que con una bicicleta se convierten en empresarias y llevan toda la merka sobre y expuesta en la bicicleta y tienen la jeta de ponerse en la misma puerta del mercado para robarles clientes. Hoy vemos a uno que aprovechó la calle para cumplir el sueño de toda su vida y abrir su barbería. Un plástico por encima por si llueve, un espejo en la pared y listo, una barbería. Los precios eran de caerte pa’trás de la impresión y como se puede ver en la foto, el chamo tiene clientela. En Asia, yo solo me he cortado el pelo en Birmania o el país ahora conocido como Myanmar y en Tailandia. En el primero, por menos de un leuro fui a una peluquería de puro lujo Meri-Lleín en donde me trataron como un maharajá y hasta asignaron a uno que sabía al menos quince palabras en inglés para que tradujera mis instrucciones al barbero. Les intenté dar una propina similar al precio, ya que era de risa y se cabrearon conmigo. En Tailandia, en Chiang Mai fui a un peluquero que en lugar del espejo horrendo delante para que veas como te tortura tenía una tele plana gigantesca que ponía en el canal que tú querías, poco menos que además de pelarme me agarró el cipote y lo agitó para ver si salía el genio de la lámpara como en la película de animación y me cobró creo que menos de dos leuros y en los días siguientes, cada vez que me veía por la calle, agitaba tanto las manos que el efecto mariponsón provocaba tornados fortísimos en gringolandia.