La vista de postal al subir al lago Kayangan

El lago está bien, pero el premio gordo cuando subes para llegar al lago Kayangan lo tenemos en un mirador desde el que hay una vista espectacular de la bahía. Tenemos el islote que la bloquea al frente, a la derecha se puede ver el embarcadero y al fondo la isla de Busuanga. Añade las ramas que encuadran la imagen y los colores del agua y esto es lo más de lo más. Creo que tengo otra foto prácticamente idéntica a esta y probablemente la ponga.

El Lago Kayangan

Después de trepar la montaña como una cabra, aunque en los dos años que pasaron entre mis visitas, la subida la han mejorado mucho y la próxima vez que vaya seguro que ya tienen hasta escaleras mecánicas, ya que esta es la gallina de los güevos de platino. En la panorámica tenemos el lago Kayangan, de agua dulce y salada y con unas plataformas en ambos lados para lanzarte al agua desde las mismas. En mi primera visita te podías bañar sin chaleco salvavidas pero en la segunda lo han hecho obligatorio después de que dos gilipollas turistas murieran ahogados cuando intentaron hacer apnea mientras estaban borrachos y accediendo al lugar de noche. Por culpa de esos dos cadáveres, ahora tienen una neura tremenda y obligan a todo el mundo a ponerse el chaleco salvavidas. El lago es bastante grande.

La Bahía junto al lago Kayangan

Ayer estábamos a la entrada de la bahía, en la parte del mar que se puede ver por la derecha de esta imagen y hoy vemos la vista desde el embarcadero. La montaña que está delante en el centro es en realidad otro islote, algo que se verá mejor en una foto posterior. La bahía mezcla zonas arenosas con otras de rocas y se puede ver en los colores del agua, que son espectaculares.

Entrando a la bahía del Lago Kayangan

La joya más preciosa de Corón es el lago Kayangan o más bien, la subida al mismo. La isla de Corón tiene varios lagos en su interior, algunos de agua dulce y otros con agua mezclada con la del mar, como el Kayangan. A la izquierda podéis ver la zona en donde está el embarcadero porque este es uno de los lugares más turísticos y siempre hay varios barquillos. A la derecha hay un islote, que convierte esta bahía en una especie de herradura con entradas por ambos lados, solo que creo que la otra parte no tiene mucha profundidad. El lago está por detrás de los barcos, con lo que primero hay que ascender esa montañita, la más baja.