Álbum de fotos de Boracay

Vista en White Beach Station 3 mirando hacia PanayTodos los turistas que me crucé el primer año que visité las Filipinas y una gran parte de los que se cruzaron conmigo en las dos visitas posteriores me desaconsejaban ir a la isla de Boracay con encendidas razones. La cagaron. A mi me encantó, sus playas me parecieron de fábula y los cuatro o cinco días que estuve allí fueron épicos. De esa visita tenemos las fotos que están en este álbum
Vista en White Beach Station 3 mirando hacia PanayWhite Beach Station 3 mirando hacia Station 2 y 1Willy's Rock en la frontera entre Station 2 y 1
Willy’s Rock en White BeachMás allá de Station 1Playa Bulabog mirando hacia el norte
Playa BulabogPuesta de sol en White Beach en BoracayMirando hacia el mar junto a la playa de Tulubhan
Puesta de sol en BoracayIsla Laurel y Boracay al fondoCuatro islotes en Crystal Cove
Conjunto de islotes en Crystal CoveLos islotes de Crystal Cove, isla Laurel y al fondo la isla de PanayMagic Island desde la isla Laurel
Cuevas abiertas al mar en la isla LaurelPanay desde la isla LaurelCueva entre Diniwid y White Beach
Playa de DiniwidEl final de la playa Puka y la isla de CarabaoIsla de Carabao desde la playa Puka
La playa Puka y su arena blancaEl otro lado de la playa PukaEn la playa de Puka
Otra imagen épica del paraiso de PukaEl final de la playa de Puka¡Hasta pronto Boracay!

Todas las fotos anteriores y unas cuantas más de esas playas increíbles e islotes las he empotrado en un vídeo para regodearnos con ellas una y otra vez. Aunque estuve tentado de usar el himno ese llamado El Ladrón que cantan los delincuentes truscolanes cada vez que se juntan dos a llorar porque el mundo les roba lo que ellos mangan, al final prefiero la calidad y elegí la cancion Runnin’ (Lose It All) de Naughty Boy que descubrí en la película Everything, Everything. Si el vídeo no está debajo del texto, lo tenéis AQUÍ:

¡Hasta pronto Boracay!

¡Hasta pronto Boracay!

Cerramos la serie sobre Boracay con otra foto de la puesta de sol en White Beach, con la gente disfrutándola en el mar. Esta fue la del último día antes de ir al aeropuerto de Kalibo y dejar las Filipinas en mi primera visita y comenzar mi regreso parando en Kuala Lumpur. Mi experiencia ese año fue tan fabulosa que he regresado a las Filipinas los dos años siguientes y sigue siendo una de las candidatas principales para el año que viene.

El final de la playa de Puka

El final de la playa de Puka

En algún momento hay que cortar el flujo de fotos de una de las playas más bonitas que he visto en mi vida así que ésta será la última que veremos de la playa de Puka. Es justo el final, la parte más alejada de la carretera de acceso y en la que se pueden ver por la parte de la izquierda varias estructuras. La explicación que le encuentro es que algunas excursiones de las que dan la vuelta a la isla parando en diferentes lugares dejan a sus hordas de turistas por esa zona para que gasten algo de dinero y vean la playa. Eso explica también las boyas en el agua. Por desgracia para esos turistas, esa semana las giras alrededor de la isla estaban prohibidas.

Otra imagen épica del paraíso de Puka

Otra imagen épica del paraiso de Puka

Ya lo dije cuando apareció la primera foto de la playa de Puka. Aluciné y flipé e hice una jartá de fotos y encontré la foto que explica el significado de la palabra paradisíaco. Esta playa es de lo mejorcito que he visto en toda mi vida actual y seguramente hasta en las anteriores. El agua está calentita, calentita, no hay excusa para no entrar y pasarte las horas allí. La próxima vez que vaya a Boracay buscaré un hotel cerca de esta playa y allí será en donde me pase el día.