Charcas y la roca enorme de Magpupungko al fondo

Antes de seguir la ruta, una última foto con la roca esa enorme y que parece bascular sobre un pedestal en Magpupungko. La vemos desde el lado menos popular porque está más lejos del acceso y a la gente le da una pereza horrenda caminar. Por ese lado las piscinas eran más bien charcas con un máximo de un metro o un metro y poco de profundidad, así que encontré una para mí solito y me repantingué en la misma disfrutando del agua a temperatura de meados fresquitos y del espectacular entorno. Imagino que había gente haciéndose fotos bajo la roca pero no se les veía desde mi punto porque no recuerdo que la roca estuviese nunca sola y algunas de las pavas filipinas que iban por allí se hacían cien selfies con cien posturas distintas para tener material gráfico suficiente.

Una respuesta a “Charcas y la roca enorme de Magpupungko al fondo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.