Charlie Wilson’s War – La guerra de Charlie Wilson

Charlie Wilson's War - La guerra de Charlie WilsonLos trailers de las películas a veces nos llevan a engaño y nos hacen pensar que lo que vamos a ver es de un género determinado. Cuando uno ve el de Charlie Wilson’s War o La guerra de Charlie Wilson puede llegar a creer que se trata de una comedia y seguramente acabará algo decepcionado al darse cuenta que la película es una biografía dramáatica de una época determinada de la vida de un hombre y lo que llegó a conseguir.

Un julay da por culo a los comunistas

Esta película es el complemento perfecto para The Kite Runner – Cometas en el cielo. Entre ambas recibimos una lección de historia sobre Afganistán muy interesante. Una cubre la época antes de la invasión rusa y la de los talibanes y la otra cubre la guerra con los rusos y su expulsión del país. Charlie Wilson fue un congresista que con sus acciones marcó la diferencia. Apoyó a los rebeldes afganos y consiguió recursos para ellos juntando aliados imposibles y logrando que los rusos sudaran tinta en el lugar y terminaran por retirarse. El hombre da la impresión de una persona insubstancial y ligera pero sabía lo que quería y no se detenía hasta que lo conseguía. Lo ayudaba un equipo muy eficiente en el que primaban las chochas del martes porque siempre gustó de rodearse de tías buenas. En su guerra particular contra los rusos descubriremos que detrás de algunos políticos, quizás hay un hombre y no las máquinas de hacer dinero a las que estamos acostumbrados hoy en día.

La película se sostiene por un guión muy entretenido y unas actuaciones soberbias de Julia Roberts y Tom Hanks, acompañados por el siempre efectivo y espectacular Philip Seymour Hoffman. Al final de la película nos queda un regusto amargo en la boca por lo que pudo haber sido y no fue, por la forma en la que los americanos comienzan las cosas y nunca parecen acabarlas y no dejas de preguntarte si nuestro mundo no habría sido diferente si le hubiesen hecho caso a este hombre. Hay momentos bastante divertidos durante la película aunque para disfrutarlos el espectador ha de ser capaz de captar lo irónico de las situaciones en que suceden.

Si te gusta el cine bien hecho, los buenos actores y actrices y quieres aventurarte en una historia basada en hechos reales que desconocías por completo y que no dejarán de sorprenderte, entonces vete a ver esta película. Procura no arrastrar al cine contigo a esos amigos intelectualmente subdesarrollados porque no te lo perdonarán en la vida.
8artuditos