Chéri

ChériTodos sabemos que para las actrices seguir en el candelabro una vez pasan la barrera de las arrugas es difícil. Los productores no tienen papeles para ellas y desechan la fruta madura buscando fruta fresca. No pasa lo mismo con los actores y si no que se lo digan a Robert Redford y sus cienes y cienes de años y ahí sigue, haciendo papeles de chavalote adolescente con granos que se enrolla a la piba del instituto y se la endiña hasta los huevos y en su caso, como tiene suerte y en el cine americano nunca se ven esas cosas, no nos damos cuenta que los susodichos le cuelgan a la altura de los tobillos porque la ley de la gravedad ha seguido haciendo su trabajo durante los dos siglos que lleva en activo. Una de esas películas en las que salen actrices maduras es Chéri, la cual se estrenará en España en noviembre de este año.

Una julay más pasada que la liga del 2007 se folla al hijo de una conocida

Ya he perdido la cuenta de la de veces que he visto esta película, a veces con otro nombre, pero siempre con la misma historia. ¡Un poquito de por favor! Que pasen página de una vez y busquen ideas nuevas. Lo de vieja se enrolla con chavalote está trilladísimo y si no van a ser capaces de aportar nada nuevo, mejor lo dejan en paz. El tema es el de siempre pero ambientado en Francia en la Belle Epoque. Una puta quemadísima se enrolla con un hijo de puta (pero de los de verdad) al que intenta espabilar. Acaban teniendo una relación de años y años que no se sabe muy bien cómo se mantiene y para cuando el chamo es obligado a casarse por su madre con una piba de su edad (aunque el tío es más bien mayorcito y podría decidir por su propia cuenta y riesgo su futuro), al parecer están los dos super-enamorados y sufren que no veas.

Esta es la historia de lo que pudo ser y no fue. Comenzamos por la pareja en cuestión, una vieja que se enrolla con un joven. No hay un solo momento en pantalla en el que esa relación sea creíble porque los besos y arrumacos parecen de puro compromiso y la pasión brilla por su ausencia. En todo momento tenemos la sensación de que son poco más que conocidos y eso mata el tema principal de la película. Tampoco ayuda que al protagonista, un actor llamado Rupert Friend al que no recuerdo haber visto anteriormente lo han obligado a representar a su personaje de tal forma que más bien parece sufrir el síndrome del Julandrismo y de tanto ramalazo que le han pegado parece una reinona. Hubiera sido más creíble que la Pfeiffer y él se pelearan por el jardinero.

Después tenemos a los personajes secundarios, todos igual de aburridos y mal caracterizados. La madre del chico resulta insufrible, la mucama es como para pegarle un tiro de gofio y mandarla pa’l Chicharro exiliada de por vida y el resto de alcahuetas tampoco valen nada. Cuando la historia es sosa, las interpretaciones mediocres y la historia no termina de levantar en ningún momento, el resultado no puede ser bueno.

Si te gustan las películas de época con trajes espectaculares y mucho jardín, esta es la tuya pero que sepas que es más bien como si dijéramos mierdosa. No dejes que tu novia te convenza para ir a ver esto.

05/10

Una respuesta a “Chéri”

Comentarios cerrados.