Chinthes guardando la entrada de la Shwedagon Paya

Guardando la entrada de los templos budistas en Birmania suele haber una pareja de Chinthe, una criatura mística con pinta de león mezclado con otras cosas y en ocasiones la cara es más humana. Esta figura también aparece en los billetes birmanos. Al parecer todo comenzó cuando una princesa parió un chiquillo después de casarse con un león, al cual abandonó una vez descubrió las ventajas del pepino para satisfacer sus necesidades. El león se emputó que no veas al no poder ponerle la pierna encima y la princesa mandó a su hijo, ahora ya un macho cabrío, a matar al león sin decirle que era el padre, ya que la había chingado antes de los dolores. Cuando el hijo se enteró que en realidad mató a su papuchi, mandó construir una figura y ponerla a la puerta del templo como guardian y para que se le perdonara su pecado. En otros países del sudeste de Asia no hay la devoción que hay en Birmania por estas estatuas con leones. Allí las puedes ver por todos lados y por supuesto, en tu cartera.

Una respuesta a “Chinthes guardando la entrada de la Shwedagon Paya”

Comentarios cerrados.