CHIPS

CHIPSEl estreno sorpresa de esta semana era una comedia y fui porque estaba cantadísimo. La semana anterior, después de que se supo que era un melodrama-dramote tirando a mucho más dramático danés de una hospicio en el que los profesores les hacían tocamientos a los niños, como que pasé de ir porque llovía y por esa temática yo no me doy un baño de baldazos de agua. Regresando a la de hoy, se titula CHIPS y al parecer se estrena en España en agosto, con lo que tendréis que esperar un güevo y parte del otro.

Dos julays picoletos la cagan bien cagada sin ilusión ni fantasía

Un supuesto agente federal entra de incógnito en la poli motorizada de California para investigar unos chanchulleos. Le asignan a un chamo novato que se ha entrenado toda su vida para ser tonto del culo y se ha graduado con matrícula de honor. Aparte de hacerse amigos, resolverán el tema y descubrirán al grupo de traidores que están usando su posición como agentes en su beneficio. O algo así.

Esta es una comedia pero de humor del basto. Aquí no hay sutilezas dialécticas ni mensajes velados. La cámara enfoca el paquetón de un tío en calzoncillos por si eres incapaz de comprender lo que la voz del otro actor está diciendo. Lo mismo cuando son tetas. Debería ser una peli gamberra pero obviamente el guionista cobraba una paga por retardado y no pudo hacer mucho. Es sosa y estúpida y en mi caso particular, Dax Shepard me saca de quicio y me parece una mierda de actor. Además, como que la mandíbula no se la terminaron y me pone de los nervios cuando la cámara lo enfoca de cara completa y se ve ese estropicio. El otro, Michael Peña, no me da asco pero su interpretación es de puta pena. Lo único que recuerdo de cien minutos de película es su obsesión por comer y que le coman el culo, broma que usó por lo menos cinco veces durante la peli y la primera vez tuvo un pase pero las otras sobraba al completo. Creo que esto es la película de una serie que hubo en la madurez o en la juventud de Genín, vete tu a saber. En cualquier caso, como comedia es demasiado floja, la trama es chorra hasta el punto de ofender nuestro escaso intelecto y la química entre los dos actores es tan cercana al cero absoluto que es difícil distinguir la una del otro. En resumen, una de esas comedias que fallan en aquello que debían hacer, que es provocar risas. Mucho me temo que esto es el inicio de una serie de películas con este dúo y como vayan más de tres o cuatro al cine a verla, la harán.

Supuestamente es cine para los miembros del Clan de los Orcos pero incluso entre estos, los habrá que pensarán que es una mierda porque todo está muy trillado. Definitivamente, fuera del alcance de los sub-intelectuales con GafaPasta que harán muy bien evitando los cines en los que la estén poniendo.

04/10

2 opiniones en “CHIPS”

Comentarios cerrados.