Cien euros de cine

Hoy hace exactamente un mes que superé los primeros cien euros de cine en este 2014 pero como siempre ando liado no había tenido tiempo de preparar la lista, lo cual por otra parte me viene bien ya que así ya he hablado de casi todas las películas, dado que una de ellas aparecerá en la bitácora cuando yo esté de vacaciones. Esta anotación es una de las tradiciones de ésta la mejor bitácora sin premios en castellano y con ésta, ya son cinco las ocasiones en las que he hecho este recuento.

En el año 2010 empleé mis Cien euros viendo CUARENTA Y NUEVE películas, en el año 2011 usé mis Cien euros para ver CINCUENTA Y OCHO películas, en el 2012 los Cien euros solo me dieron para ver CUARENTA Y TRES PELÍCULAS y el año pasado usé los Cien euros para ver CINCUENTA Y NUEVE PELÍCULAS. En este 2014 y pese a que pensaba que no llegaría a una cantidad tan alta como el año pasado, con cien leuros he podido ver SESENTA Y DOS PELÍCULAS, o sea, una jartá. Para verlo en perspectiva, con ese dinero he pagado la friolera de 1,6129 leuros por película. La más cara fue Frozen: El reino del hielo – Frozen, la entrada de la cual me costó en una de las ocasiones en las que fui a verla 9 leuros y las más baratas fueron las que vi en Estambul, ya que me invitó mi amigo el Turco y no pagué nada.

En esta lista, el orden elegido es el de visionado, siguiendo el orden estricto en el que las fui viendo (al menos la primera vez que aparecen en la lista, ya que hay al menos nueve películas repetidas en el grupo. Comencé el año con Paranormal Activity: Los señalados – Paranormal Activity: The Marked Ones y el cine de terror y a partir de ahí continuamos con Mandela: Del mito al hombre – Mandela: Long Walk to Freedom, Los juegos del hambre: En llamas – The Hunger Games: Catching Fire, la cual ya había visto varias veces al año anterior, ¡Menudo fenómeno! – Delivery Man, Fruitvale Station y las eróticas Nymphomaniac: Volume 1 y Nymphomaniac: Volume II, en una sesión doble con ambas el mismo día. Después vino el primer peliculón del año, El lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street y seguí con Jack Ryan: Operación Sombra – Jack Ryan: Shadow Recruit, Cuando todo está perdido – All Is Lost y Sobran las palabras – Enough Said. El resto del mes de enero fui a ver Al encuentro de Mr. Banks – Saving Mr. Banks, Philomena, El heredero del diablo – Devil’s Due, Out Of the Furnace, Toscaanse bruiloft, Yo, Frankenstein – I, Frankenstein y Parkland. La cifra total de enero fue de diecinueve películas.

En febrero comencé con Dallas Buyers Club, apurando las películas nominadas a los Oscars y también vi Only Lovers Left Alive, Frozen: El reino del hielo – Frozen nuevamente, aunque esta es una del año anterior, La gran estafa americana – American Hustle, Hércules: El origen de la leyenda – The Legend of Hercules. Siguiendo con el listado, ese mismo mes también vi Lluvia de albóndigas 2 – Cloudy With a Chance Of Meatballs 2, That Awkward Moment, Vampire Academy, 12 años de esclavitud – 12 Years a Slave, RoboCop y Endless Love, la única de las películas de la que aún no he hablado. Seguimos con The Monuments Men, Cuento de invierno – Winter’s Tale, la divertida La Lego película – The Lego Movie, Her, Nebraska y llegué al final del mes con Ride Along. En total en febrero vi dieciocho películas.

Marzo arrancó con Non-Stop (Sin escalas) y siguió con las patéticas 300: El origen de un imperio – 300: Rise of an Empire, Best Night Ever antes de recuperarse con La gran belleza – La grande bellezza, la ganadora del Oscar a la mejor película extranjera. También fue el mes de Tres días para matar – 3 Days To Kill, Need for Speed, la comedia romántica holandesa Hartenstraat, Agosto – August: Osage County, El gran hotel Budapest – The Grand Budapest Hotel, La gran revancha – Grudge Match y la sorpresa de Capitán América: El soldado de invierno – Captain America: The Winter Soldier con la que acabó marzo, mes en el que solo fui a ver trece películas.

En el mes de abril solo cubrimos la mitad del mes con los cien leuros y tuvimos Divergente – Divergent, la cual en realidad y hasta el momento del corte vi cuatro veces más, Kill Your Darlings, The Invisible Woman, En un lugar sin ley – Ain’t Them Bodies Saints y acabamos esta lista con Rompenieves – Snowpiercer, Rio 2, La ladrona de libros – The Book Thief, Noé – Noah y Pompeya – Pompeii.

Un montón de cine, sesenta y dos películas ya salen a más de una por semana a lo largo de un año y si todo sale como está previsto, para el jueves de esta semana habré visto ochenta y seis. A comienzos de julio volveremos a ver estas y otras películas con el resumen visual del primer semestre, uno más práctico a la hora de separar el grano de las pajas y los pajotes.

6 opiniones en “Cien euros de cine”

  1. Juer, yo como mucho voy una vez al mes al cine. Eso de media. Y de media me gasto entre entrada y comida (porque siempre acabo merendando/cenando fuera) casi 20€. A mí el cine me sale muy caro. De ahí que siga prefiriendo en la mayoría de los casos esperar a que saquen la película en BR y que este baje bastante para compensar su compra. Aún no he visto la de Django porque la productora ha decidido no bajarla de 16€. Cuando cueste 9€ ya la pillaré y la veremos toda mi familia —y algún amigo— por ese único precio.

  2. Lo malo es cuando heroicamente te tragas bazofia cinematográfica, sufro por ti cuando eso ocurre, pero claro, te lo agradezco porque evitas que yo me las trague, gracias chaval 🙂
    Salud

  3. uno+cero, si yo comiera fuera cada vez que voy al cine, no necesitaría cocina en mi casa. Yo me llevo a veces un zumito para tomarmelo allí y de cuando en cuando me compro por 59 céntimos de leuro un paquete pequeño de papas fritas en otra tienda y lo llevo.

    Ayer fui al cine por la tarde, hoy iré por la noche después de italiano y mañana tengo planeada una sesión doble. Con eso cerraré más o menos el mes de mayo.

  4. Que suerte poder decidir por uno mismo que hace con su propio tiempo… Recuerdo cuando yo tambien podía ir al cine siempre que me salía de las narices…

  5. Me canso de leerlo sólo y lo que no me explico es como puedes ver algunas bazofias que ves y seguir yendo al cine, otro habría tirado ya la toalla. A mí es que el cine como local, con la gente hablando por el movil, haciendo ruido, etc. cada vez me pone menos y prefiero ver las pelis en la tele, cuando las dan en el Canal plus porque allí nadie me molesta.

  6. Por 100 euros, al ser 4 de familia y contando las roscas más refrescos + chuches, solo podriamos ir…. más o menos… 3 veces al cine.

Comentarios cerrados.