Closer

Después de las quejas del turco, que quería ver cine más intelectual, cambiamos el chip y la siguiente película que hemos ido a ver es CloserCloser, llamada Closer en español. La película es un drama, una historia de amores y desamores. Cuatro personas se encuentran y se arrejuntan entre ellos en múltiples combinaciones. La película tiene un comienzo espectacular. Natalie Portman, que se ha transformado y ya no es la apocada reina/senadora Amigdalas de la saga de las galaxias. Ahora tenemos a la chocha del martes, un pedazo de hembra que suda sexo por todos los poros. Sus dos primeros minutos en pantalla cortan el aliento de todos los machos en la sala.

Y de ahí, al cielo. La trama es simple. Un megamix. Dos hombres y dos mujeres se cruzan y surge entre ellos el amor (o el deseo) a primera vista. Entre tanto intercambio, la cosa está que arde. El director, Mike Nichols, un viejo conocido de este género, lleva el barco diligentemente. Hablan de sexo continuamente, se pelean, se perdonan, algunos olvidan, otros no, en fin, un festival de huevos revueltos.

El cuarteto protagonista está formado por Natalie Portman como ya he dicho, la chocha del martes absoluta, Jude Law, el hombre que sale en todas las películas últimamente, Julia Roberts, fantástica y con esa sonrisa que desarma a cualquiera y Clive Owen, al que le toca un poco el papel de malo y retorcido. Los cuatro son capaces de mantener una trama creíble. Atentos a la escena final, en la que Natalie Portman decide que todos los hombres salgan de la sala empalmados y lo consigue casi sin despeinarse.

Merece la pena ir a verla, sobre todo si sois un poco maduros y estáis aburridos del cine para adolescente, lleno de efectos especiales pero vacíos de guión. Esta es una película de diálogos mordaces y de relaciones entre parejas.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

2 opiniones en “Closer”

Comentarios cerrados.