Coco

Muy de cuando en cuando durante el 2017 me he saltado el orden en el que veo las películas a la hora de comentarlas y esta es otra de esas excepciones ya que quiero crear un día apabullante con dos películas que hay que ver o . En este caso es la nueva de Pixar y a mí me pilló el martes como el estreno sorpresa, que fue, por primera vez en dos años en la versión TresDé y como el miércoles había reservado entrada para verla, ha quedado como la única película que he ido a ver este fin de semana. Se trata de Coco y en España se estrena este fin de semana con el mismo título.

Un julay que quiere cantar las pasa putas y canutas cuando se teletransporta al Raticulín de los que la diñaron

Un chaval cuya familia son todos zapateros y odian la música tiene un ramalazo de artista musical que no veas y trata de luchar contra todos y particularmente contra su abuela, que tiene una mala baba venenosa que no veas. Cuando roba una guitarra de su ídolo en el cementerio en la noche de los difuntos acaba en el mundo al que van los muertos y tratará de buscar al cantante que adora para que lo ayude a volver a casa.

Este es seguramente el mejor musical de animación que se ha hecho en la historia del universo conocido. Desconozco como afectará a la película el doblaje ya que la versión original es puritito spanglish, el inglés y el español se entremezclan y se funden creando un idioma poético y fascinante con escenas épicas en las que las frases saltan de uno al otro idioma o los mezclan. La historia es potentísima y en un mundo en el que el presidente de los gringos odia a los mexicanos, la Disney hace una película mexicana al mil por mil y Pixar nos regala una nueva obra maestra. El mundo de los vivos es fantástico, lleno de colores y fascinante pero es que el mundo de los muertos es lo más de lo más, es un derroche de fantasía que no se había visto en el cine de animación en muchos años. Las canciones se mezclan con los diálogos y en muchas ocasiones son escenas cortas en las que alguien canta y la música encaja perfectamente en todo el relato de este niño que quiere cantar y cuya familia se lo quiere impedir. Tengo que verla varias veces más para tener una visión más parcial pero en este punto y tras salir del cine cantando la canción principal en español, esta es para mí la mejor película que ha hecho Pixar en todo el siglo XXI (equis-equis-palito). Reconocí por las voces a Gael García Bernal y Jaime Camil, que están épicos en sus papeles y flipé con Benjamin Bratt, del que no sabía que es latino. Los caracteres de los muertos no dan miedo alguno y el único adjetivo que se les puede dar es el de entrañables. Esta es una montaña rusa de emociones que igual nos lleva a un punto en el que desborda felicidad que cae a otro en el que hay escenas muy triste, todo llevado con una elegancia y una sensibilidad exquisita. Es una de esas películas que devuelven la fe en el cine.

Absolutamente recomendada a todos aquellos que amen el cine, tanto si son miembros del Clan de los Orcos pero de la rama menos básica como sub-intelectuales con GafaPasta. Esta es la película que hay que ver estas navidades.

2 respuesta a “Coco”

  1. La estrenaron en México, por aquello de darles prioridad, y por lo visto los mejicanos están más que encantados con la forma que tienen de representar ciertas tradiciones suyas. Esta no me la pierdo.

Comentarios cerrados.