Colinas de Chocolate a tutiplén

Colinas de Chocolate a tutiplén

Ya conté ayer una de las leyendas que envuelven la magia de las colinas de Chocolate. La segunda leyenda tiene que ver con el chimpún y de nuevo, un gigante con unas calenturas que no veas y con el rabote que no se le ablandaba se encoñó de una pava mortal y obviamente, cuando la trincó y se la empetó, la mató. Se quedó tan amargado pensando que debía volver a las actividades manuales que se echó a llorar y de aquellas lágrimas surgieron estas colinas. Debajo de la hierba, todas esas colinas están hechas de caliza. En la foto de hoy debe haber unas cincuenta colinas escondidas en ese océano verde.

Una respuesta a “Colinas de Chocolate a tutiplén”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *