Comanchería – Hell or High Water

Hell or High WaterEl género que conocemos como películas del oeste es uno qeu tuvo su edad de oro y que básicamente ha desaparecido por una falta absoluta de interés por parte de los espectadores y si nosotros no pagamos entrada, no hay guita y sin eso no hay película. Regresando al tema, pese a que la camuflaron como un drama con crimen, la película de la que voy a hablar hoy es una del OESTE de toda la vida, hasta con indios o eso que ahora seguramente se denomina miembros fundadores de la nación americana o aborígenes o vete tú a saber qué estúpido concepto políticamente correcto, pero indios al fin y al cabo. La película se llama Hell or High Water y me hacéis un favor, vais al traductor de cierto buscador y ponéis la frase en inglés, la traducís al español y cuando os salga Contra viento y marea o Infierno o agua alta, sugerid que la correcta es truscoluña no es nación, que suena mucho mejor que Comanchería, que es como llegará a los cines españoles la semana que viene.

Dos julays roban bancos para pagarse la keli y la cosa va muy malamente

Dos hermanos roban varios oficinas bancarias de la misma empresa para acumular el dinero que necesitan para cancelar la hipoteca y la orden de desahucio. Entre medias, invierten lo ganado en el casino y ganan aún más y así, entre pitos y flautas, van llegando al dinero. En paralelo, un picoleto a punto de jubilarse trata de adelantarse a sus movimientos y capturarlos con las manos en la saca acompañado de otro de la pasma más joven y que es aborigen y unos y otros, se lo pasan bomba mientras interpretan sus papeles.

No me voy a andar con rodeos. Este es uno de los peliculones del 2016, es la conjunción de un guión fantástico, un director en gracia y unos actores que bordan sus papeles. Todo sale aquí perfectamente. La película es una historia brutal que pese al tema del robo, se mueve más bien en el universo de la amistad, la familia, el amor y lo que estamos dispuestos a hacer por aquellos que nos importan. Vemos el tema de una manera increíble, con un montón de amor al detalle. Como una buena historia del oeste, tenemos escenas rodadas en espacios abiertos que parecen infinitos y aunque van con coches y no con caballos, la sensación es la misma. La música es simplemente perfecta, se adapta como un guante a los momentos y espero que lluevan las nominaciones sobre Chris Pine, que hace el mejor papel de su carrera, Ben Foster, que también logra brillar como una supernova y de Jeff Bridges, del que solo puedo decir que está épico y legendario. También mencionar a Gil Birmingham, el indio y latino que aporta en un montón de momentos unos toques de humor que aligeran el drama. Llegué al final de la película flipando, prácticamente sin parpadear para no perderme nada. Esta es de las que hay que ir a ver.

Los miembros del Clan de los Orcos no tienen la capacidad cerebral suficiente para poder apreciar algo así con lo que deberían evitarla pero los sub-intelectuales con GafaPasta están obligados a ir a un cine y revolcarse en la gloria de esta película. Un clásico.

peliculon

2 opiniones en “Comanchería – Hell or High Water”

  1. Pues mira qué bien, las pelis de Oeste buenas me encanta, aunque con el nombre en español se han lucido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *