Comida Chimbasura

Mis límites de intolerancia son cada vez más bajos y sé perfectamente que me falta paciencia para aguantar situaciones que hace un lustro ni me arquearían una ceja. Llamadlo inmadurez o como queráis pero uno no puede ser un infame escritor de bitácora y tener que sufrir situaciones como la que he vivido hoy por segunda vez.

Mi amigo el Chino ha desarrollado una nueva manía que me puede. Si un evento sucede una sola vez uno le da otra oportunidad y piensa que fue un momento de debilidad pero cuando lo repite es pura alevosía y hay que buscar ayuda. Hoy a la hora del almuerzo me avisó para irnos a caminar juntos. Normalmente voy con el Moreno y el asiático se nos une de cuando en cuando. Los jueves el Moreno trabaja desde casa por la mañana y suelo caminar solo con el Chino. Al mediodía nos vimos en la puerta del complejo de edificios de nuestra empresa y buscamos la ruta habitual para esta época del año, un camino a través de calles residenciales llenas de pequeños y cuidados jardines y que desemboca en un pequeño centro comercial. Allí nos separamos por unos instantes. Yo quería comprar en una tienda y él quería comprarse comida. Quedamos en vernos en unos bancos para sentarnos a observar a la fauna unos minutos y reírnos de la gente.

Cuando acabé mis compras fui al punto de encuentro y me lo encontré. Estaba comiendo. Y ese fue el problema. Hay comidas y comidas. Ahora le ha dado por combinaciones exóticas que según él son más sanas y que resultan complementarias. No sé de donde sacó la manía pero la primera vez que la observé fue cuando volvió de sus vacaciones en China. Se compra uno o dos muslos de pollo asado y los devora allí mismo, poniéndose perdido de grasa y pellejos de pollo. Lo muerde como si fuera un puto león disfrutando del venado que acaba de matar, dándole bocados a la carne y escupiendo los huesos cuando pilla alguno. Hace unos ruidos guturales extrañísimos que me ponen tan nervioso como el hedor a pollo y el montón de huesos que se forma en el suelo delante de él. Hacia la mitad del banquete se toma un descanso y saca de otra bolsa uno o dos Appelflappen (os sugiero que sigáis el enlace a la wikipedia para ver una foto del producto), unos triángulos de hojaldre rellenos de una especie de compota de manzana y recubiertos de cristales de azúcar. Esto se come para desayunar o a la hora de la merienda pero no junto a muslos de pollo asados. Al hedor del pollo se le mezcla el tufo a manzana y azúcar y termina provocándome. Cuando se ha comido medio appelflap vuelve a cambiar al pollo y le sigue dando bocados y a partir de ese momento alterna el appelflap con el muslo de pollo. Yo la primera vez no podía creer lo que estaba viendo y en la segunda directamente elegí no mirar y tratar de concentrarme en un perro que cagaba cerca de donde estábamos sentados.

Cuando acaba el festín de comida chimbasura abre una lata de Coca-Cola y se pone a hacer gárgaras con dicho producto para limpiarse los dientes como hace cada día desde que algún chino de mierda le dijo que el refresco tiene las mismas propiedades que la pasta dentífrica. Volvimos a la oficina con el pestazo a pollo siguiéndonos porque por más que se enjuague la boca las manos las sigue teniendo llenas de grasa.

Las dos ocasiones en las que me ha premiado con este dantesco espectáculo han coincidido con los días en que el Moreno no camina con nosotros así que ya tengo decidido que a partir de ahora jamás volveré a caminar con él si no estamos acompañados.

6 opiniones en “Comida Chimbasura”

  1. Espero que lo diseccionen cuando pase a mejor vida, el espectaculo dentro de su cuerpo debe ser como para ser estudiado.

  2. corsaria, el appelflap para desayunar está riquísimo o como merienda con un café con leche. Los hay también rellenos de mermelada de frutas del bosque y yo prefiero esos.

    Waiting, la mezcla no funciona y el hedor es insoportable. Además, con tanta caloría se está encochinando y él venga a decir que son músculos de tanto deporte que hace.

    emo, si algún día me vuelve a dejar la llave de su casa le hago una foto al interior de la nevera y te garantizo pesadillas para el resto de tu vida.

    Off-topic: Ayer reactivé el wp-cache y por ahora parece que todo va bien pero por si acaso, que sepan que las páginas se mantienen en la caché por 5 minutos y al poner comentarios y refrescar puede que no los vean en la barra lateral hasta más tarde.

Comentarios cerrados.