Cómo entrenar a tu dragón 3 – How to Train Your Dragon: The Hidden World

Parece que este fin de semana es el del cierre de trilogías ya que aquí llega la segunda y en este caso, como las tres películas se han sucedido a lo largo de los nueve últimos años, tenemos las dos anteriores por aquí y así puedo decir y digo que todo comenzó con el peliculón de Cómo entrenar a tu dragón – How to Train Your Dragon y continuó en la excelente Cómo entrenar a tu dragón 2 – How to Train Your Dragon 2 y ahora se sella la suerte de estos bichos en How to Train Your Dragon: The Hidden World que llegará a España dentro de unas tres semanas con el asombroso título de Cómo entrenar a tu dragón 3.

El julay poligonero de toda la vida encuentra hembra para su rata y el puto bicho se le desmelena que no veas por aquello del chimpún.

Si en la segunda película todo era como hacer que el cojo le empete la tercera pierna, esa que no le amputaron a la pava que se la pone rígida, ahora que ya parece haberlo conseguido se ha cansado y aunque no lo vemos, seguro que prefiere el alcoholismo y ahora el que tiene calenturas es el dragón del chamo, que descubre a una hembra de su misma especie, la única que hay en el universo y que por ello se le dispara la bilirrubina y quiere montarla a cualquier precio. Esto coincide con un malo malísimo que quiere matar a estos dos dragones que controlan al resto y con otros malos que lo que quieren es capturar al resto y el chaval protagonista tendrá que encontrar un lugar seguro para los bichos porque allí todo quisqui les quiere hacer pupita de la peor.

Tengo que reconocer que me lo pasé muy bien con la película. Tiene una trama muy entretenida y eso pese a que es más de lo mismo, centrada en temas de amistad, lealtad y amor, aunque como en las anteriores, en una versión simple y simplificada ya que los chiquillos no dan para mucho más, lo cual no quiere decir que sea solo una película para niños, tiene bastantes movidas y tramas secundarias que están ahí para los adultos viendo la peli. Por supuesto, se regodean en las escenas con los dragones volando y como te obligan a verla en TresDé si quieres la versión original, pues sufrimos la fatiga visual con esa montaña rusa frenética en la que los ojos apenas pueden enfocar algo. La película tiene el mismo colorido de las dos anteriores y a este punto de la historia llegamos ya conociendo a muchos de los habitantes de la aldea y la relación que tenemos con ellos es similar a la de las novelas de Asterix y Obelix, todos son conocidos, familiares y tienen su momentito de gloria en la historia. El final es triste pero bien hecho y hay un epílogo para evitar que salgas del cine con mal karma.

Esto es un cine glorioso para que tanto los miembros del Clan de los Orcos como los sub-intelectuales con GafaPasta tengan una buena excusa y acudan a las salas con sus retoños.

Una respuesta a “Cómo entrenar a tu dragón 3 – How to Train Your Dragon: The Hidden World”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.