Comunicando la buena noticia

Comunicando la buena noticia

Comunicando la buena noticia, originally uploaded by sulaco_rm.

Los holandeses nunca dejarán de sorprenderme. Aluciné con Bienvenido a casa y la forma tan curiosa de comunicar la buena noticia, me impresionó Ha sido niña pero he de reconocer que los de hoy ganan por goleada.

Sencillamente, el despliegue que han organizado en la puerta de su casa para comunicar el nacimiento de su hijo no tiene parangón. Dudo mucho que nadie consiga superar a este chiquillo de más de dos pisos de altura y junto al que llevo pasando varios días.

Os digan lo que os digan, los holandeses son una gente super cachonda y que gusta de comunicar los grandes eventos de nuestra vida de una forma pública y abierta. Los nacimientos, el fin del colegio, las bodas, los cumpleaños, el cruce de los cincuenta años, el retiro, los veinticinco años trabajando en la empresa y algunos otros eventos que ahora mismo no me vienen a la cabeza son celebrados públicamente.

8 opiniones en “Comunicando la buena noticia”

  1. Desde luego son unos cachondos.Una cosa me llamó la atención, en California me sorprendió que la gran mayoría de los gerentes de ventas y/o Marketing de empresas agrícolas, eran holandeses, no está nada mal en el país que inventó el Marketing.Por algo será.Salud

  2. Estos se ganaron todos los premios jajajajaja ME HA ENCANTADO! Gracias por tomarla. Por cierto, frente a mi calle uno de los chiquillos ha terminado la secundaria, la vecina tuvo casi por 3 semanas la mochila de la escuela colgada en el mismo sitio donde siempre tiene la bandera holandesa, tenía las dos cosas porque le dan igual de orgullo, es bonito y yo creo que vaya donde vaya muchas de estas costumbres se irán conmigo 🙂 Besos.

  3. Por mi calle también hemos tenido mochilas con banderas más de una semana.

    El que puso la cigüeña estampada del primer enlace en el texto de arriba la dejó en la ventana como mes y medio y hay uno que dejó las luces navideñas hasta marzo y hasta las encendía por la noche. 🙂

  4. Los holandeses son muy curiosos. Ciertos hechos los anuncian a bombo y platillo mientras que otras veces callan como muertos. Todo se hace según las reglas establecidas.

    Ejemplo: nacimientos, cumples, aniversarios, bodas…

    Ante la pregunta: Qué tal estás? Pronunciada por interés, te responden un: muy bien, de cortesia. Misma pregunta en España, te cuentan su vida y milagros y los de la vecina del quinto también.

  5. Eso me gusta, que no hay tanto Rumore, rumore como en España. El vecino puede estar podrido por dentro y en sus dos últimas semanas de vida y te dirá que está bien y no te involucra en su drama personal.

  6. Tendría que pedir permiso a los vecinos de los lados para montar el chiringuito porque con el que puso casi no queda espacio ni para entrar en la casa.

Comentarios cerrados.