Con amor, Simon – Love, Simon

Love, SimonSegún llegué de las vacaciones en Asia, ese mismo día tenía un estreno especial para los que tenemos un abono ilimitado con comida y bebida y resultaba perfecto para comenzar a ajustarme a los horarios europeos, porque para mi el jetlag es terrible cuando voy hacia atrás, no cuando avanzo horas. La película que nos ponían era Love, Simon y se estrenará en España casi a finales de junio con el título de Con amor, Simon.

Un julay empuja la puerta con saña para salirse del armario y cuando lo consigue, busca chimpún

Un chamo vive una vida normal, tiene sus amigos y todo eso y guarda el secreto ese de que lo que de verdad, de verdad le molan, son las pollas gordas y venosas y vive su vida de hetero que es como una farsa. Cuando en la página de rumores del instituto un compañero, anónimamente, anuncia que no es mariquita, sino maricón, cón, cón, él se emociona hasta las lágrimas y comienza a escribirle y decirle que él también pierde tanto aceite que a su alrededor si te descuidas te das una hostia. Como que se enamora en base a los correos que se mandan y sigue su vida hasta que un compañero descubre la movida y lo empieza a chantajear. Finalmente, lo sacará del armario a trompicones por venganza y todos sus amigos y amigas como que le darán la espalda por considerarlo un traidor, un malaje y un truscolán. Hasta ahí puedo contar.

La película se mueve entre la comedia, el drama y con un pincelazo romántico y consigue cruzar de uno a otro género si problemas. Está muy bien contada y en ningún momento se vuelve cursi. El chaval es fabuloso y sus tribulaciones con lo de su gusto por las salchichas y los salchichones se ve auténtico. La película funciona muy bien por los personajes alrededor de él, por los secundarios, con sus padres, su hermana y sus amigos. Sin ellos esto se vendría abajo pero toda esa gente, con pequeñas historias relacionadas con él, hacen que el conjunto sea una tierna historia de un adolescente que al terror de estar en el instituto, zona de depredadores en la que hay que andarse con mucho cuidado, tiene que añadir que como se sepa lo suyo, harán su vida imposible. A todas estas, el chiquillo tantea a todos sus amigos y conocidos para ver si son el chamo que escribió el mensaje saliendo en secreto del armario y esa búsqueda del mariquita del instituto es hilarante.

No es la típica película para los miembros del Clan de los Orcos, que no entienden de estas cosas y que solo tienen que lidiar con la paliza que le dan de cuando en cuando a su hembra para que no se salga del tiesto. Esto es más de sub-intelectuales con GafaPasta que seguro que la sabrán disfrutar, igual que todos aquellos a los que les gusta el buen cine.

08/10

Una respuesta a “Con amor, Simon – Love, Simon”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.