Con sus ojos lo veo todo

Hoy pensaba escribir sobre alguna de esas chorradas que me vienen continuamente a la cabeza pero la verdad es que me siento danés y noruego más que nunca, me siento europeo y siento que mi libertad está siendo amenazada y coartada por una gentuza que se merece seguir en la Edad Media en la que andan. Pensándolo mejor, voy a imprimirme ciertas viñetas que están por todos lados y desde mañana mismo empezaré a usar mi nuevo papel higiénico marca “El Profeta con perreta. Me pregunto cuando empezaremos a devolver las bofetadas y suspendemos el envío de nuestro dinero a esos países, que los queridos Palestinos, tan agradecidos ellos a la hora de insultarnos y quemar nuestras banderas, viven de nuestro dinero. También me alegro ahora de haber votado que NO en un referéndum que pretendía abrir las puertas de Europa aún más a esos elementos. Por suerte en el País en el que yo voté ganamos los del NO.

Y cambiando de tema y hablando de cosas más mundanas habréis notado que esta semana languidezco en este frío invierno nórdico. La causa es un inoportuno resfriado que se ha apoderado de mí y me ha tenido a medio gas todos estos días. Si sumamos que el próximo martes lanzamos la versión más ambiciosa del software que me permite poner en mi currículum Responsable de Producto y que durante la semana he estado trabajando desde la oscuridad de la mañana a la oscuridad de la noche, entenderéis que me queden pocas ganas para desgastar el teclado de mi iBook escribiendo paridas. Casi todo lo que habéis leído esta semana lo produje el domingo pasado mientras iba en tren a Nijmegen, lugar en el que había quedado con Dani para conocernos, tomar unas cervezas juntos, cenar e ir al cine, como ya conté en cervezas y cine en Nijmegen.

Una vez asumido que me iba a pegar este fin de semana encerrado en casa sudando el resfriado me planteé el ponerme al día con las fotos, una tarea que se me antoja imposible. Hay mucha gente que cree que hacer fotos es ir con la cámara, pulsar el botón en un momento determinado (porque yo sé exactamente lo que quiero y solo hago fotos perfectas) y ya está. A esos decirles que se bajen de la parra y entren en el mundo real. En el pasado, en la era analógica, teníamos muy pocas posibilidades de edición al alcance de la mano y además de controlarnos en el número de fotos que podíamos hacer (a menos que seas rico), una vez reveladas no había mucho más que hacer. Ahora es distinto. Hacer una foto es un proceso que consta de varias etapas. Primero la haces y ya puestos, metes diez más por si acaso. Después, cuando llegas a casa y te sientas frente a la computadora, cargas las fotos en tu equipo, abres un programa de edición y comienza el festival. Al principio es duro y hay gente que no tiene estómago pero esto hay que hacerlo. Recuerdo el primer libro de fotografía digital que me leí. El tío te decía que cogieras tu foto favorita y la recortaras porque seguro que se podía mejorar. Estuve cerca de una hora mirando aquella foto y a punto de llorar porque el recorte me parecía un crimen. Finalmente lo hice y he de reconocer que ahora me gusta mucho más la versión recortada.

Ahora sin embargo cargo todas las fotos del viaje a Bruselas, abro el programa de edición y recorto, ajusto colores, brillos, aplico filtros, enderezo líneas del horizonte y hago lo que haga falta. Veréis algunas de esas fotos en los próximos días. Otra cosa que hago es eliminar aquello que no me gusta. Por ejemplo en Gante había una vista “perfecta” del río con casas antiguas y las torres de las iglesias al fondo que te la jodían dos putas grúas de la construcción. Me tomó cinco minutos borrar todo rastro de las mismas y dejar el paisaje como yo lo quiero ver. En esto del retoque me he convertido en un maestro, asesorado por un fotografo profesional que es amigo y que siempre me está dando consejos sobre como hacer las cosas y prestando libros para que aprenda. El hombre te dice que TODAS las fotos que has visto en tu vida de famosos fotógrafos están retocadas. Mi maestría en la eliminación de objetos es legendaria. A mis amigos holandeses les apañé un montón de fotos de su boda y de su hija. De hecho, su foto favorita de la boda y que está en su casa en la entrada pasó por mis manos y tres horas más tarde ambos me llamaban para felicitarme. A un colega que fue a Nueva York y tuvo la mala suerte de pillar unos días grises y feos, le apañé unos cielos azules de la hostia y el tío salió de mi casa más contento que Yola con un cipote en la boca.

Así que entre el sábado y el domingo preparé dos álbumes enormes con las fotos de Bruselas y Gante y organicé todas las del año 2004 en flickr, que las había subido pero no las había puesto en sus respectivas carpetas. Mi próxima misión serán las fotos de Valencia.

Siguiendo con el temilla de la fotografía he de decir que el viernes dimos la bienvenida a un nuevo miembro de la familia en casa. Ha sido elegida para que me acompañe a todos lados y para que capture cosas más cotidianas. Cuando los móviles comenzaron a tener cámara fui tan estúpido que pensé que sería una cámara decente y que se puede usar para hacer fotos. Ahora que soy consciente que la cámara del móvil es algo inútil y que por mí se la podrían quitar, he terminado por comprar una cámara pequeña, una Olympus ?-mini DIGITAL S de cinco Megapixels.

Olympus ?-mini DIGITAL S

Es pequeña, guapa y potente, tiene algo de zoom óptico y cuando la apagas protege la lente, algo fundamental cuando la piensas llevar en la chaqueta todo el día como quiero hacer yo. Con ella haré fotos con los colegas, de los colegas, en las estaciones, en los bares, en la calle, de trenes, desde el tren, todos esos instantes que piensas que son mágicos y que más tarde resultan patéticos pero que quiero tener y archivar en mi ingente archivo fotográfico, el cual supera ampliamente las nueve mil fotos. Tengo que encontrarle un nombre a la cámara para bautizarla. Aún no se me ha ocurrido ninguno. Junto a ella seguirá su hermana mayor, la Canon EOS-350D con su espectacular lente EF-S 17-85mm f/4-5.6 IS USM.

Canon EOS 350D

Este año espero gastarme unos miles de euro adicionales y añadir una buena lente para esos leones y leopardos que se ponen tan lejos de uno. Ya le he echado el ojo a la que quiero y sólo es cuestión de tiempo que caiga en mis manos.

16 opiniones en “Con sus ojos lo veo todo”

  1. joe cada vez haces los posts más largos… en fin…
    yo creo que una buena foto nada de retoques… quizá porque a mi me salen chungos… ains..

  2. Tu haciendo amigos, ahora se uniran a tu “club de fans” los islamistas. Aunque he de decir que no puedo estar mas de acuerdo contigo.
    Sobre las fotos, la verdad que me sorprendio que no hicieras ni una en Nijmegen el otro dia.
    Cuando estuvistes en Belgica no fuistes a Brujas? Es un sitio digno de ver, yo estuve hace 2 años y aun tengo pendiente una segunda visita. Es encantandor, y para hacer fotos guapas, pocos sitios iguales.

  3. Kike, de esas tengo también unas cuantas, pero las otras las arreglo. Gruas, cielos nublados, pencas que se te atraviesan, todo desaparece. Los programas de edición de hoy en día son la hostia. Y con un buen libro no son nada complicados, sólo hay que aprender los truquillos básicos.
    Dani, llevaba la cámara pero de alguna forma presentí que era mejor no romper el encanto del momento con fotos y en la calla hacía bastante frío y no quería perder los dedos por congelamiento. La próxima vez llevaré la pequeñina y tendrás que padecer la clásica foto con el Mito en la que yo sostengo la cámara y nos la hacemos juntos. Ah, y en Brujas he estado más de diez veces. Es mi ciudad de este lado del mundo favorita y tengo cientos de fotos de ella. He estado en primavera, verano y otoño y si no he ido este invierno es porque el turco se fue a turquía y nos jodió el plan, que yo quería bajar un sábado a pasar el día allí, dormir en un cutre-albergue y volver el domingo. En fin, otra vez será.

  4. Se echa de menos una cámara pequeñita ¿verdad? La de momentos que te gustaría capturar y que pierdes por no ir todo el santo día cargando con la grande.
    Que usted la disfrute con salud.
    Un saludo, desde mi primer comentario en tu blog.

  5. oye y entonces, si las retocas y todo eso…
    cuando vas a subir las fotos buena?

    (joasjoasjoas)

  6. creo que voy a pillarme una cámara como la tuya, tiene buena pinta, pero en negro claro
    a ver si me hago un ronda de tiendas a ver que tienen por aquí

  7. Mola la Canon esa, aunque yo soy un gran amante de Nikon, pero un buen 300mm te vendría que ni pintado para los leones y las “leonas”.

  8. Todos mis amigos tienen Canon e intercambiamos lentes de vez en cuando (que la amistad en estas tierras es agradecida y la gente te deja una lente de 2000 euros porque se fía de tí). Creo que yo iré por una que va de 100mm a 400mm y así con la corrección tendré hasta casi 600mm, lo cual debería ser bastante para sacar el capullo del león a una buena distancia. El único problema es que la puta lente pesará un kilo y medio y tendré que ir al gimnasio a fortalecer mis escuálidos apéndices superiores. El otro día estuve a punto de comprarme una lente fija a 300mm, pero al final desistí.

  9. Mi hermano tiene una F70 con un 85-300mm (creo recordar) y es un botadón. Y si, muy probablemente te haga falta un monopie mínimo por que además con la distancia esa para sacar una buena foto el pulso tiene que ser fino como el de un cirujano o tener mucha luz.

  10. Ya lo de la luz está claro pero esa no la usas para verle el chichi a la vecina. Ese tipo de lentes no valen para la noche. Es sólo para cosas de día. Lo del monopie me temo que o eso o un buen trípode porque no hay brazo que aguante un trasto de esos. También necesitaré una mochila especial para llevar las lentes y la cámara. suelen ser baratas, por menos de ciento cincuenta euros se consiguen. Debería dedicarme a descargar cosas de internet y tocarme los huevos como otros, ahorraría dinero y al final todos somos igual de felices.

  11. Menuda canon! …. se me hace la boca agua. Por cierto sulaco iluminanos ¿que usas para hacer retoque? ¿photoshop?, ¿tableta tactil?. ^_^

  12. paint shop pro. Ahora estoy probando el adobe lightroom en el apple pero no termina de convencerme. Y en alguna época he usado gimp, pero me pasa lo mismo. No congenio con esa aplicación.

  13. hola..
    emm.. saben como puedo poner los labios y ojos de color. pero okupando el adobe photoshop??

    eque mi hermano no me kiere enzeñar.. xP

    bueno eso..
    aioz.. y graxias.. =)

Comentarios cerrados.