Concierto de Keane en el Rotterdam Ahoy

Keane en concierto

Keane en concierto, originally uploaded by sulaco_rm.

Poder ver en directo al mejor grupo del mundo y del universo dos veces en el mismo año es un privilegio que solo hemos podido disfrutar unos pocos. Definitivamente Dios me quiere y mucho porque se encargó que consiguiera unas entradas buenísimas para el concierto de Keane. Tras haberlos visto en el Pinkpop, lo del Rotterdam Ahoy era asignatura obligada. Tardé exáctamente diez minutos desde que se pusieron a la venta las entradas por Internet para conseguir las nuestras y tuvimos la suerte de quedarnos a unos quince metros del escenario con visual directa. Huelga decir que fue una noche mágica e inolvidable y con esto ya está todo dicho, pero me esforzaré y pondré algo más.

Cuando entramos en el templo al que acudíamos a comulgar con la eternidad tuvimos que saciar nuestra hambre y llenar nuestras barrigas de ese agüita de color amarillo que tan contento nos pone a todos. En el mostrador de las bebidas nombraban cervezas Heineken y Amstel. Como es bien sabido que la Heineken es la peor de las cervezas holandesas y solo la bebe la gentuza y los extranjeros que se creen estar tomando un producto de calidad pedimos la otra y de repente vemos que la cabrona que servía las bebidas nos estaba dando cerveza sin alcohol, esa infamia inventada por un hijoputa que merece terminar sus días vestido con los colores de la bandera americana en el centro de Bagdaq una noche cualquiera. Tras abortar la operación y resignarnos a tomar un producto de segunda nos ubicamos en nuestros asientos. Tuvimos que esperar una hora hasta que comenzaron los teloneros, un grupo del que no recuerdo el nombre pero que cumplieron su función y caldearon un público entregado. El Ahoy no es una sala muy grande. Un compañero me ha dicho que alrededor de 8000 personas es su aforo aunque no sé si en ese número se cuentan las personas que están de pie. Lo cierto es que la acústica es fantástica, al menos si estás sentado en el primer anillo y cerca del escenario. Sobre la decoración del escenario decir que se nota la diferencia con el concierto de Madonna. Ella se gasta un dineral en decoración y demás y este grupo se van a la ferretería, se gastan quince mil pesetas de las de antes en tubos de metal y ya tienen el escenario con glamour y estilo para su concierto.

Mereció la pena la espera, los nervios, la excitación quinceañera por ver a nuestros ídolos y la incertidumbre de no saber si Tom Chaplin se había recuperado del todo de su pequeño problemilla. Dicho esto confirmaros que la mejor dieta para perder peso y tener una figura fantástica es la dieta Kate Moss, ese método basado en el polvo blanco que afina la figura y la estiliza. No me extraña que toda top-model que se precie se gaste un dinerillo en el asunto. El hombre saltó al escenario delgado y perfecto. Brincaba como una cabra emocionada porque es el día que la montan. Corría de lado a lado en el escenario, bajaba a las vallas que lo separaban del público para tocarlos y cantar con ellos, zapateaba mejor que el asesino sin licencia de conducir español que anda de gira por América sin querer pagar por sus delitos y hacía todo eso mientras nos regalaba con su sublime voz y con su innegable carisma. Tom Chaplin es hoy por hoy uno de los mejores cantantes de Rock del mundo y eso lo digo y me quedo tan ancho. Keane están a años luz de otras bandas en calidad y cuando los ves en directo te das cuenta de la razón. Su sonido no es un producto de estudio que resulta imposible repetir en directo. Su música estaba allí y su voz sonaba tan bien o incluso mejor que en esos CDs que he ido comprando. Alternaron baladas con canciones para bailar y sin quererlo te veías agitando la cadera, meneando la muñeca y coreando las letras. Tom Chaplin nos regalaba momentos apuntando con el micrófono hacia el público y permitiéndonos cantar con él las canciones que llevamos grabadas hasta la muerte en nuestros corazones. Tim Rice-Oxley y Richard Hugues saben que el 90% de ese grupo es su cantante, pero aún así consiguen que te fijes en ellos y se aprecia el buen trabajo que hacen para que la música suene sencillamente perfecta. Al acabar se abrazaron los tres y saludaron al público mientras todos los que estábamos allí nos reventábamos palmas y gargantas aplaudiendo y gritando.

Según van pasando las canciones la temperatura de la sala se incrementaba y los gritos se convertían en aullidos. Había momentos en los que toda la sala estaba en pie, todos excepto dos hijoputas que se sentaron delante de nosotros. Seguro que se ganaron las entradas en un concurso para ver quien tiene el puto culo más abierto y esos ganaron el premio por su capacidad para endiñarse por el orto una butaca de estadio completa con las patas y todo.

Cuando comenzó a sonar Crystal Ball la melancolía y la pena por saber que el final ya estaba cerca nos dio nuevas alas para echar el resto porque esa canción es siempre la última o la penúltima en sus conciertos. Por suerte cantaron Bedshaped para terminar y calmarnos un poco.

Tom Chaplin tocando la guitarra

Decir que Tom Chaplin se atrevió a tocar la guitarra (como se puede ver en la foto) y ahora sabemos por qué el grupo no tiene guitarrista. No les hace falta porque él es un virtuoso y sería injusto para el resto de las bandas ya que se han convertido en los mejores sin necesidad de dicho instrumento y si lo tocaran se moverían a la altura de los dioses. En este concierto han hecho un repaso por todas sus canciones, como The iron sea, Somewhere only we know, A bad dream (posiblemente mi canción favorita del nuevo álbum), Everybody’s changing, Put it behind you, This is the last time, Crystal ball, Leaving so soon?, We might as well be strangers, Hamburg song, Can’t stop now, Atlantic y varias más. Hice varios vídeos con la cámara pero la calidad es de pena aunque el sonido es fantástico. Si Psikke quiere los subiremos al Youtube para que se puedan ver y oír aun que aviso que la cámara de fotos se menea al ritmo de mi cuerpo porque yo bailaba y comprenderéis que me la traiga al fresco que el vídeo salga bien o no. Yo fui al concierto para disfrutarlo y no para grabarlo. Para aquellos que quieran leer la anotación de Psikke sobre el concierto, sigan este enlace.

Volveré a ver a Keane siempre que vengan a Holanda. Seguiré comprando sus discos, apoyando al grupo y me pelearé con cualquiera que me quiera quitar el título de fan número 1 de Keane en el Benelux.

A propósito, la foto que está al comienzo de esta anotación me encanta por la pose esa marcando el paquetillo, una mano en la cadera y la otra como buen torero que ofrece la corrida al público. Seguro que Tom Chaplin tiene el mismo problema que yo cuando viajo y los azafatos se tiran sobre él para abrocharle el cinturón de seguridad. Cerramos esta entrada con otra foto del concierto:

Tom Chaplin cantando - Keane es lo más

Technorati Tags:

8 opiniones en “Concierto de Keane en el Rotterdam Ahoy”

  1. Si me consigues entradas para un concierto de ellos, sobre todo si es privado, me cojo un avión y todo, que aqui en África nos morimos de asco con Nauzet y gente así que dicen que cantan y todo.

  2. beapinsed, en el próximo creo que seremos multitud.

    Oye, apalabra fecha con tu hermana y la controladora que llego el 22 y me quedo hasta el 7 de Enero. Imagino que quedaremos de nuevo en el palacio de tu hermana y volveré a resfriarme por su maldita costumbre de usar calefacción EN GRAN CANARIA.

  3. No te imaginas que envidia me produce el que tengas la dicha de presenciar tales eventos, ya quisiera estar cerca porque haría lo que fuese por asistir aunque sea en una oportunidad a verlos, es que tienes toda la razón del mundo ¡¡¡¡¡¡Keane es lo máximo!!!!!!!!! lamentablemente artistas tan buenos no llegan con facilidad a Latinoamérica.

  4. Yo y Psikke hemos jurado sobre los huesos de un pollo del Kentucky que iremos a todos y cada uno de los conciertos que hagan en los Países Bajos hasta el fin de los días.

Comentarios cerrados.