Cosas y cosillas

Hace una semana estábamos en plena época glaciar, rodeados de nieve y hielo por todos lados y disfrutando del invierno a pleno piñón y de repente algo se torció, subió la temperatura como si nos hubieran hechizado y fuimos de menos nosecuantos a casi catorce grados por la noche en el que se convirtió en el día más cálido de este mes del año medido en la historia de la meteorología en los Países Bajos. El hielo y la nieve desaparecieron en cuestión de un día y medio y los más de diez centímetros de nieve de mi jardín ya son cosa del pasado.

Con estos vaivenes de temperatura, a veces no sé si salir de casa con la chaqueta de invierno al completo o solo con la parte externa. El lunes la usaba en su modo invernal y el martes en el primaveral y hasta sudaba como un burro. Pese a la percepción de estar pasando un invierno caluroso, la temperatura media del mes de enero ha sido do dos grados y el histórico de años anteriores está en tres grados con lo que algo de frío ha hecho.

A mí el frío me provoca a cocinar. Me meto en la cocina y no paro de sacar platos, de preparar cosillas y de mercadear con comida en mi oficina. Una compañera de trabajo me ha pasado el enlace a una página en la que hay tragones y cocinillas. A una organización sin ánimo de lucro holandesa se le ha ocurrido una idea cuando menos curiosa. Hay gente que no le gusta cocinar o que no tiene tiempo o que quiere probar otras cosas y hay otros que hacen demasiada comida y en lugar de tirarla, la anuncian en esa página y la venden a precios muy económicos. Si alguien en la barriada está interesado, contacta con el julay por la página y adquiere una o varias porciones. A la hora acordada se planta en la casa del cocinillas probablemente con su propio plato, recibe la comida, paga y a comer comida casera a su casita. La idea es sencillamente fantástica y estoy por probar y empezar a deshacerme de esa manera de magdalenas, pastelitos, tartas, estofados, lentejas o tortillas de papa.

A veces me pregunto porqué la gente con esta imaginación no es la que nos gobierna y por qué elegimos siempre ladrones y mangantes o quizás no es que los elijamos, es que ellos son los únicos interesados en trabajar como políticos. En mi experiencia personal, en la universidad compartí clases con dos que acabaron en la política. A uno lo apodé ESCORIA desde la tercera vez que nuestros caminos se cruzaron y lo toleré porque era amigo de mis amigos pero siempre les dije que les clavaría el puñal hasta el mango como finalmente hizo y a la otra también la até en corto y aún así y porque sabía que yo me interponía entre ella y mis amigos se agenció un julay para que amenazara con darme una paliza o algo parecido. Probablemente ella contaba con mi silencio y que saldría huyendo y cuando lo supo hasta la limpiadora de retretes y su popularidad se hundió hasta el nivel de las cloacas, por no contar que le pagué generosamente asegurándome que su novio tuviera pruebas irrefutables de los cuernos que le ponía y le quité la mamandurria de un novio arquitecto de padres adinerados y acabó de madre soltera amargada y que además nunca salió elegida en las elecciones a las que se presentó. Bueno, ya he conseguido desviarme del tema otra vez ??

8 opiniones en “Cosas y cosillas”

  1. Desvíate todo lo que quieras, que la entrada empezó interesante y acabó más interesante aún. ¿Por ahí arriba los políticos también son igual de mangantes? No me lo puedo creer, ¿también cobran sobres en B y comisiones bajo cuerda?

  2. jajajaja Le jodiste la mamandurria, jajajaja esa palabra le gustaba mucho a la dimisionaria Esperanza Aguirre…
    Toda esa gentuza que apuñala por la espalda son merecedores de castigos ejemplares… 🙂
    Salud

  3. Esta entrada prometía?? pero seguramente tengo el cerebro inflamado, porque a partir de la palabra “cloacas”… no me he enterado de nada. Puede que con la que está cayendo??y el asco que siento por el ser humano en general, mi encéfalo esté a punto de reventar.
    Nota: He dicho, ?el ser humano en general??; pero tengo que reconocer que hay alguno que se salva. Aunque en la política, es prácticamente imposible encontrarlos.

  4. Que buena idea lo de la comida, con lo que te gusta cocinar deberías pasar algo de comida diferente a los holandeses.
    Y sobre los politicos que te voy a decir, estoy tan asqueada de tanto chorizo en ambos bandos que el simple hecho de ver las noticias me pone malisima.

  5. Jc, la cultura calvinista es muy puta con los corruptos y otros delincuentes. Se les señala con nombres y apellidos y lo que han pillado, se señala a sus mujeres, primos, hermanos, padres, sobrinos, hijos y demás familia que se haya enriquecido y se les convierte en parias sociales. Suceder seguro que sucede pero por cada veinte casos que se dan en España aquí hay uno y de muchísimo menos calibre. Los políticos van y vienen, no duran demasiado en política y supongo que es porque no pueden medrar, así que se lo curran en el puesto y después se pasan a las empresas privadas para sacar partido económico. En España, se les premia y se les convierte en ídolos populares, como con Ruín Mateo, Gilygil, conde o hasta el juez aquel que se iba de vacaciones y tenía una pensión de escándalo. Aquí eso simplemente no sucede ni se aprueba por la gente …

    En Holanda por ejemplo lo de comprar una casa y pasar el sobre porque para pagar menos impuestos no toda la transacción aparece en las escrituras no se da.

    huitten, si alguien se cruza en mi camino y me pone la zancadilla, yo soy un kamikaze y tiro a matar.

  6. Lo que está pasando estos dias en este país tiene un tufo enorme a periodo de pre-revolución francesa de 1789.

  7. Cunnao, es verdad que tiene tufo… Pero luego, no sé qué pasa, que aparece un ambientador (de no sé sabe dónde), y el tufillo se tapa. No sé qué más necesitamos para despertarnos… Este hedor, me temo que no parece ser suficiente. Somos el pueblo más tonto y gandul que existe, en todo el universo.

  8. muchas veces he hablado de estos con mis vecinos…. en plan charla arregla-mundo y la conclusión es que mientras haya perras para una cervecita y un cigarrito…. la gente no saldrá a la calle en masa.

Comentarios cerrados.