Creed. La leyenda de Rocky – Creed

CreedHay películas que llegan como una tromba de agua. Ya lo puedes ver en el trailer y gracias a eso te preparas mejor. El viernes, tras salir del trabajo, me fui escopeteado a mi casa, cené y volví a salir escopeteado para ir a la estación, coger el tren e ir al cine a ver la película de la que quiero hablar hoy y que es la séptima película de una saga que comenzó hace la tira de años. Gracias a la asombrosa longevidad del mejor blog sin premios en castellano hasta he encontrado que la sexta, Rocky Balboa, me pareció un clásico y con ese buen sabor de boca llegué a Creed, película que se estrena en España la semana que viene con el título de Creed. La leyenda de Rocky.

¡Viva la madre que parió a este julay!

Rocky Balboa se ha retirado del boxeo, tiene un restaurante y se arrastra por la vida hasta que el hijo desconocido de su amigo Apollo Creed contacta con él y le dice que lo entrene para convertirlo en el más mejor del universo conocido. El hombre al principio tiene sus reparos pero finalmente consiente y al trabajar con el chaval, recupera en cierta manera las ganas de vivir. Esta es la historia de un campeón moldeando a otro campeón y de toda la bilirrubina que circula en el aire.

Sylvester Stallone tarda un rato en aparecer en pantalla y cuando lo hace, creo que me tomó un poco menos de un minuto decidir que ya tengo mi candidato al Oscar de reparto. Me importa un carajo quienes sean los otros nominados y me la suda lo bien que lo hayan podido hacer. Mis vecinos tienen suerte que no me moleste en pasarme la noche en vela para ver la gala porque de ser así, mis aullidos cuando le den el Oscar a Sylvester Stallone se habrían podido escuchar a kilómetros a la redonda de mi casa. Borda su papel de tal manera que no hay palabras para describirlo. La historia es un guante perfecto en el que lo envuelven, es épica en mil y una maneras, es increíblemente tierna y en un montón de ocasiones me tenían a punto de echarme a llorar. Sylvester Stallone demuestra que todas esas hienas asquerosas y repugnantes que jamás han ido a ver sus películas se deberían envenenar mordiéndose las lenguas podridas que tienen. Me parece una injusticia de nivel escandaloso que no hayan nominado a Michael B. Jordan porque hace un papel de fábula y también borda su actuación. Entre los dos nos llevan por un viaje al pasado y al presente que puede que tenga hasta futuro. Han hecho una película que recupera la épica del cine de boxeo, género en el que Stallone es el puto amo desde siempre. La batalla final, el combate que cierra la película, es una de las escenas más bellas que he visto en los últimos doce meses. Salí del cine aceleradísimo, poco menos que gritando y mandando mensajes a mis amigos implorándoles que vayan a ver la película porque esto no hay que perdérselo de ninguna manera. Es un clásico.

Escupo a la cara de cualquier miembro del Clan de los Orcos que no la vaya a ver. Escupo a la cara de sus hembras y de sus bestezuelas si no las llevan a un cine para que aprendan algo útil. Me cago en la madre que parió a cualquier sub-intelectual de GafaPasta que no vaya a ver esta película. Esto es CINE. Hay que verla.

peliculon

6 opiniones en “Creed. La leyenda de Rocky – Creed”

  1. Yo seré uno de los que no la vea, este tio nunca me ha convencido y como ya has avisado, veré como hago para que no me caiga encima tu cagada… :)…
    Salud

  2. Le han dado el Globo de oro, creo que por este papel. Para mí el problema no es él, algunas de sus pelis sí que me gustan, es que no me gustan las pelis de boxeo.

  3. Le tendrían que dar el globo de Diamantes y hasta la mazorca de platino porque se los merece todos. Si es por mí, hasta le daba el anillo aquel que un grupo de mariconas se pegaba tres o seis películas y decenas de horas meneando de un lado a otro para tirarlo o algo parecido.

Comentarios cerrados.