Crepúsculo en Prinsengracht desde el río Amstel

Una de las zonas más bonitas de Amsterdam, al menos para mí, es el tramo del río Amstel que transcurre entre el Blauwbrug y el Hoge Sluis. Allí enganchan con el río los canales más importantes de la ciudad y se puede disfrutar de la arquitectura de la ciudad en todo su esplendor sin las hordas de turistas. Hoy tenemos una puesta de sol mirando hacia el Prinsengracht, con el río Amstel medio helado en primer término. La casa de mi amigo el Turco se encuentra a menos de cien metros si camináis desde este lugar hacia el Amstelhotel, uno que todos los que hayan visto la película Ocean’s Twelve recordarán. A mi derecha estaba el Magere Brug, uno de los puentes más famosos de la ciudad y el cual veremos en otra foto y a mi izquierda el Koninklijk Theater Carré, en el cual transcurrió el relato de la anotación El gran circo de Asia: Ovations! que por supuesto todos habéis leído porque se publicó tan recientemente como en octubre del 2005.

Una respuesta a “Crepúsculo en Prinsengracht desde el río Amstel”

Comentarios cerrados.