Cuatro millones de páginas y 101 meses

Con los años y la inmadurez galopante que padezco y que algunos llaman el síndrome de Peter Pan, otros el Maicolyacson y los más pedantes hasta seguro que tienen un nombre técnico, cada vez me importan menos un tipo de números y presto más atención a otros. Aún así, merece la pena recordar, sobre todo para aquellos con una corta memoria y que creen que soy asocial porque no tengo perfil en cierto lugar, que en diciembre del año 2007 o hace más de cinco años, aquí, en este pequeño rincón celebrábamos Un millón de gracias y en marzo del año 2009 eran Dos millones de gracias y en septiembre del 2010 fueron Tres millones de páginas vistas.

Una vez superas tu primer millón, el resto no te preocupa demasiado. Más que a los números que señalan la cantidad de gente que ha leído algo de lo que he dejado escrito por aquí, cada vez me parece más importante el contenido y el inmenso archivo que documenta una gran parte de mi vida. Este mes tenemos una doble celebración. Por un lado el cuarto millón de páginas vistas, un número que me asusta ya que implica cuatro millones de ocasiones en las que la he cagado hasta el fondo y seguro que de ellas, unas cuantas han terminado con alguien muy molesto con lo que digo o con como lo digo. No sabéis lo agradecido que le estoy al CaraCuloLibro por haber alejado un montón de moscones de aquí y poner fin al crecimiento desproporcionado de algo que no es más que una bitácora personal y que no debería llamar la atención. Más interesante y digno de mención es el hecho de que en mayo he cumplido CIENTO UN meses seguidos con mi diario en este formato y todos y cada uno de esos meses están disponibles en los archivos y por curiosidad he mirado y descubierto que hasta el día de hoy (y sin contar esta anotación), hay veinte millones ciento cuarenta y siete mil cuatrocientos ochenta y cinco caracteres. El equivalente a una purriada de libros, todos malgastados con mis boberías, maldades, sandeces y chorradas varias.

Hasta hace un año, pensaba que todo eso se lo debía a la gente que lee y comenta pero ya soy lo suficientemente infantil para reconocer que no es cierto, que lo escribo, cuido, amplio, edito, corrijo, lo borro y lo apaño para mí porque este es mi diario, mi rincón para seguir en contacto con mi idioma y procurar minimizar el daño que provocan los otros que pululan por mi cabeza.

Ya estoy a tiro de piedra de la primera década y es una lástima que los años de la lista de distribución y las primeras versiones no cuenten ya que entonces, lo habríamos celebrado hace un par de años.

11 opiniones en “Cuatro millones de páginas y 101 meses”

  1. Es una pena que yo no disponga de un par de años libres; que es lo que me llevaría leerme todo lo que aún no he podido leer, de todo lo que has llegado a escribir.

  2. Enhorabuena, será la mejor bitácora sin premios pero a este paso te acabarán dando el Guiness a la más longeva. 101 meses me parece una barbaridad, para el 120 puedes organizar la Gran fiesta décimo aniversario.

  3. Pues si es verdad lo que decían los mayas, te crearás el perfil en Facebús el 21 de diciembre de 2012, supongo que será el perfil nº 666-666-666 y a partir de ahí dios nos coja confesados.

Comentarios cerrados.