Cuerpo de élite

Cuerpo de éliteCuando estuve en Gran Canaria aproveché para ir un día al cine y ver el primer estreno post-veraniego de cine español, una comedia con una masiva campaña en la tele en donde no dejaban de poner anuncios. Ya por el trailer no pintaba muy bien pero bueno, uno se sacrifica y así fue como fui a ver Cuerpo de élite y que está ahoritita mismo en las carteleras de cines por toda España.

Un grupo de julays hacen el totorota sin demasiado desparpajo

Después de una operación fallida, un ministro que parece nazi organiza un nuevo cuerpo de élite y lo hace en base a las diferentes regiones de España. El equipo parece un atajo de inútiles y tendrán que entrenarse y prepararse para recuperar una supuesta bomba nuclear que España tiene rescondida y que le han robado. O algo parecido.

Esta es una de esas comedias en donde los momentos para reírte están demasiado forzados. Buscaban tan desesperadamente que la gente llene la sala y se parta de risa que se les fue la mano. Eligieron el camino de los nacionalismos y los diferentes acentos que se pueden escuchar en España. La película da bandazos, el guión es flojísimo y por cada buen momento en el que te ríes hay veinte que dan hasta vergüenza ajena. De entre todos los protagonistas, la única que me gusta un montón y a la que adoro es María León, que además protagoniza la única serie española con la que te tronchas de risa hoy en día, Allí abajo. La película falla porque al abusar tanto de los refritos, se puede ver desde muy lejos la siguiente chorrada que planean y con la que esperan que te rías. Es una sosa reinterpretación de las comedias que recientemente han funcionado muy bien en la taquilla. Entre las estupideces que nos intentan colar está que la banda de terroristas-asesinos-josdeputa-de-mierda ETA son gente buena, maricones pero buenos y tienen su belleza interior. Tampoco salen mucho mejor parados los gallegos o catalanes. El único que es gilipollas pero que debió nacer con una sobredosis de buena suerte es el madrileño, que además es al que se le ocurren las polladas más grandes una y otra vez. El final de la película baja el nivel de la estupidez tanto que será difícil que alguien consiga reducirlo aún más. Toda una escena llena de chorradas que dan vergüenza ajena. En fin.

Probablemente el problema sea solo mío y de los que estábamos en el cine cuando la fui a ver y los miembros del Clan de los Orcos se lo pasarán pipa con esto. Sí que tengo claro que ni muertos tienen que ir a verla los sub-intelectuales con GafaPasta.

03/10

Una respuesta a “Cuerpo de élite”

Comentarios cerrados.