Cursed

cursedY escucho el canto del cine de terror y no puedo resistirme y sin darme cuenta acabo en una sala dispuesto a ver Cursed, lo último del cine de miedo que nos llega de los Estados Unidos. Y siento un poco de miedo porque el tráiler prometía algo malo y me asusta pensar en los daños psicológicos que puedo sufrir, pero me mantengo firme en mi butaca, agarrado a mi botella de cerveza Grolsch y espero a que se apaguen las luces.

Y entonces todos mis temores se confirman. De la mano de Wes Craven, el más famoso director de películas de miedo de los últimos veinte años, con títulos como la saga de Scream y A Nightmare on Elm Street, con un guión de otro de los pesos pesados de la industria, Kevin Williamson, quien también metió su pezuña en Scream y fue el autor de una de las mejores series de adolescentes de todos los tiempos, Dawson’s Creek, a la que no me importa confesar que estuve enganchado como una perra durante temporadas, llega esta especie de revisitación del mito del hombre lobo. Una patética aproximación a uno de los mitos más conocidos. Desde el principio se ve que van a lo fácil, a lo trillado y que no aspiran a nada. Todos los tópicos sobre el genero aparecen una y otra vez. Te puedes marchar media hora de la sala y sabes qué habrá sucedido para cuando vuelvas. No hay nada inteligente, nada que merezca ser recordado. Tanto el director como el guionista tratan de conseguir dinero fácil y espero que no lo consigan.

Para este caramelo podrido se buscaron a dos estrellitas conocidas, Christina Ricci y Joshua Jackson. De la primera, poco que decir. Hemos crecido con ella. La hemos visto en el cine en los últimos quince años, desde que era una niña. Ha estado ahí siempre. Del segundo, me da pena que haya terminado así. Supongo que lo hizo por amistad con el guionista, porque Joshua Jackson era Pacey, el amigo tonto de Dawson, el problemático colega que se follaba todo lo que se movía en la serie, que mira que en todos los años que estuvo en antena el pobre Dawson andaba más caliente que una olla express y no conseguía aliviar su presión mientras su amigote se pulía hasta las columnas del estudio con su cara de acarajotado. Y aquí lo tenemos de nuevo, haciendo de intelectual del diseño, de avispado gigoló que se folla todo. De puta pena.

Así que para ahorraros dinero y sufrimiento, deciros que es una peli de hombres lobos en la que dos hermanos han de descubrir y matar al lobo que los ha contaminado, deciros que hay más lobos de los que sería deseable, que el guión cada vez que ha perdido el norte lo arreglan convirtiendo a dos nuevos protagonistas en lobeznos que puedan morir fácilmente y deciros que os quedéis en casa y no perdáis vuestro tiempo. He dicho.
gallifantegallifante

4 opiniones en “Cursed”

  1. ¿SAW está en los cines? Al menos por aquí no la he visto y yo soy muy pijotero con esto de las pelis. Me gusta verlas en la sala grande y obscura. Miraré a ver si me entero de cuando se estrena.
    Y suspiros, no te preocupes que cuando la veas en video ya no te acordarás de esto y no he contado nada que no veas en el trailer.

  2. saw, es buena, lee la reseña en mi blog
    y gracias por avisarnos de los payufos, yo ya pensaba ir por wes cravens que siempre me gusto

Comentarios cerrados.