De Verbouwing

De VerbouwingEl otoño es la temporada en la que se estrena la mayor parte del cine neerlandés y como uno vive en el terruño, pues de cuando en cuando va a ver las que a priori parecen más interesantes. Por ejemplo, me salto todas las de drama marroquí porque yo ya vengo de España y semos y somos similares si no iguales, aunque para esas yo les diría que se lean la sección de sucesos de los periódicos españoles y podrían sacar un montón de guiones. En el caso de la película de hoy, cuando vi el póster pensé que la chama enseñaba pero que seguro el potorro y me dije a mí mismo: deja de ser tan intelectual y desciende a las arenas del común de los mortales y con esa idea en la cabeza y con el pensamiento que la chama se haría una cuadrilla de trabajadores ya que el título de la película se puede traducir por La renovación (entendida como obra en la casa) pues que yo me hice mi propia peli. El título original es De verbouwing y que nadie se asuste que esto, jamás llegará a la cartelera española.

Una julay se mete en un pitote que no veas por culpa del capullo de su maromo

Una chama que es cirujana plástica y tiene su propia clínica, vive medio amargada y asfixiada por las deudas por culpa de la renovación de su casa, la cual está haciendo el inútil de su marido, que se las da de chapucillas pero que no da ni para un padrenuestro. A la tipa se le aproxima un galante madurito que se la camela, tontea con ella, le deja dinero y sin darse cuenta se ve en medio de una red de tráfico de chamas y la obligan a hacer operaciones a las chicas. La pobre se mete en el lío y busca desesperada una salida.

La película empieza bien pero a los diez minutos se agota y se tuerce hacia la mediocridad. La tensión narrativa hace agua, el malo no da la talla y la mujer esta se merece recibir la paga de subnormal porque hay que ser lelo para creerte que un alma samaritana viene y te pone medio millón de leuros en tu cuenta corriente. Al parecer la historia viene de un libro que fue un éxito por aquí pero me da la impresión que no supieron convertirlo al lenguaje cinematográfico. Las relaciones familiares se ven muy falsas y el hijo de la mujer está totalmente fuera de lugar y además se le ve muy talludito para la edad que supuestamente debe tener. Lo mejor de la historia es la polaca que dirige a los obreros y que debe tener un polvo muy bueno, aunque por desgracia esa escena la debieron cortar y nos privaron de ella.

Una historia aburrida con visos más de obra teatral que cinematográfica no puede llegar a buen puerto y así ha sido. Por suerte no la veréis jamás y no tendréis que evitarla. Podría haber mejorado mucho si tanto el director como el guionista se lo hubiesen propuesto.

05/10

Una respuesta a “De Verbouwing”

  1. Y por lo que he leído, encima de tener que tragarte el rollo ese, no le viste el potorro…
    Por cierto, que parecido puede tener un asturiano como yo con los moros esos que citas, como no fuera que los asturianos con el Pelayo fuimos los que los echamos de la piel de toro…jajaja
    Salud

Comentarios cerrados.