Dentro del templo de Kuan Yin Teng

Lo que más me llamó la atención del templo de Kuan Yin Teng es que estaba lleno de gente haciendo sus oraciones. Unos quemaban papeles con sus sueños o deseos, otros encendían varas de incienso y los más pachangueros compraban en la entrada unos pajaritos que liberaban y que supongo que al hacerlo, estás de alguna manera rezando. Otra cosa que me asombró allí dentro es la gentileza para que hagas fotos. Le pregunté a uno de los encargados si podía fotografiar a la gente y no solo me lo permitió, me puso en un sitio excelente y se aseguró que me marchara con una buena cantidad de fotos. También me enseñaron un poco el templo por dentro y me explicaron algunas cosas que no estaban en mi guía turística.

Una respuesta a “Dentro del templo de Kuan Yin Teng”

  1. Siempre me ha hecho pensar la necesidad que tiene la gente de creer y rezar, yo no, por eso siempre supe que era un bicho raro…
    Salud

Comentarios cerrados.