Deux jours à tuer – Dejad de quererme

Deux jours à tuer - Dejad de querermeYa sabéis que siempre que visito España y voy al cine aprovecho para ver cine español o aquellas otras películas que o bien no llegarán a la cartelera holandesa o lo harán en algún idioma extraño con subtítulos en holandés y aunque es posible que me entere de casi todo, seguro que el esfuerzo de lectura y comprensión será tan intenso que prácticamente no me fijaré en lo que sucede en pantalla. Algún día me tendré que tomar en serio el idioma y aprenderlo correctamente y hasta que eso suceda, seguiré viendo películas dobladas al español. Mirando la cartelera me topé con Deux jours à tuer, una película francesa que en España se tituló Dejad de quererme. Leí el párrafo que ponen en el periódico y que no suele aportar mucho y decidí darle una oportunidad.

Un julay gabacho lo manda todo a tomar por culo

En la escena inicial el protagonista está en una reunión con un cliente al que le han diseñando una campaña de publicidad y después de escuchar como tumbaban su idea, manda a tomar por culo al hombre y le lee la cartilla. Más tarde vende su parte de la empresa a su socio y se marcha a casa. A partir de aquí se dedicará a destruir toda su vida, arruinar las relaciones con aquellos que quiere y buscar que lo odien a muerte. El hombre es muy bueno en eso.

Lo que vivimos es la forma más sencilla y directa en la que uno puede joder completamente su vida social y acabar como un paria o informático. Hay momentos de mucha intensidad en los que los insultos y descalificaciones vuelan entre los actores. Los diálogos son continuos y los giros que va dando la historia bastante predecibles. Mientras el protagonista arruina su vida, de alguna manera le cogemos cariño y nos identificamos con él. Para cuando termina su trabajo y lo sabemos todo, podemos comprender las razones para hacer lo que ha hecho.

Una bonita historia, quizás algo deprimente y que se deja ver si te van los dramas y las historias en las que no hay efectos especiales ni tías recauchutadas por todos lados.
6artuditos

Una respuesta a “Deux jours à tuer – Dejad de quererme”

  1. Lo que a muchos nos gustaría hacer más de una vez, mandar todo a tomar por el recto. Lo malo es saber gestionar el caos. Buscaré el film en los tugurios de Internet.

Comentarios cerrados.