Día de lluvia en Nueva York – A Rainy Day in New York

Una de las cosas que más me ha flipado recientemente es la jauría de defensores de cierto famoso cantante de ópera español frente a las acusaciones de más de diez hembras y como esos mismos tiran las piedras y gritan que lo condenen a muerte a Woody Allen solo por una, que incluso la policía dictaminó que era falsa y que fue producto de una movida con la hembra equivocada, la tiparraca esa que cuando él la dejó enamorado de una chica que adoptó y ya siendo ella mayor de edad, la vieja montó un pitote que llega a nuestros días con sus hijos y a nadie le importa que de todos los que adoptó, tres se hayan suicidado y dos no tengan ningún trato con ella, pero vamos, que si os hace felices os podéis revolcar en los lodos de esa madre del milenio. Todo esto porque hemos tenido que esperar un año para poder ver la película de hoy ya que quedó secuestrada tras la última iteración del escándalo y de hecho no parece que se vaya a estrenar en los Estados Unidos. Se trata de A Rainy Day in New York, película que llegará a España a principios de noviembre con el título de Día de lluvia en Nueva York.

Una pareja de julays van a Niu Yolk y no veas la de coñas que les pasan

Una pareja de jóvenes universitarios van a pasar el fin de semana a Nueva York. Él es de allí pero quiere evitar a sus padres porque tienen una gala que no quiere atender y ella tiene una entrevista con un director. Durante la misma, como que se encandilan y ella acaba invitada a un pase de la película y después se pasa las horas buscando al director por Nueva York con otros de sus amigos mientras el novio replanea el fin de semana, habla con su hermano y viejas amistades y en el intervalo de un día, su historia de amor se irá al garete y esa debacle será super-hiper-mega interesante y aún más.

Esto es como las viejas películas de Woody Allen pero sin él en pantalla. La vitalidad y frescura de sus diálogos, la forma en la que conoce y controla la ciudad de Nueva York, la maravillosa frescura de esas escenas rancias en familias adineradas que viven para sus tradiciones y que son tan estrictas en las formas, todo es mil por mil Woody Allen. También se confirma que nadie dirige a las mujeres mejor que él y Elle Fanning está épica y fabulosa, seguramente el mejor papel de su carrera y hasta Selena Gomez que siempre me da la impresión que se ha dejado un tampón endiñado por el culo aquí está fantástica. De entre los hombres, el tramo con Diego Luna es fabuloso y su carisma en pantalla es brutal. Hay un montón de gente más que ni mencionaré pero todos están bienísimo. La música, como siempre, es un elemento muy cuidado por el director y como en todas sus películas, no se va por las ramas, va directo al grano y en noventa minutos hemos vivido no una sino varias vidas y hemos flipado.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, déjala pasar. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto es CINE, es algo obligatorio. Ojalá y la traigan a los cines de Utrecht para poder verla cuatro o cinco veces más.

2 respuestas a «Día de lluvia en Nueva York – A Rainy Day in New York»

  1. mmmm… lo pensaré, pero como bien sabes, a Woody o lo adoras o lo odias, y yo estoy más bien en este último grupo… (ahora ódiame tú!)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.