Días de playa y sol

Mañana se me acaban los maravillosos días de playa y sol. Llevo dos semanas adorando al único Dios que se manifiesta día sí y día también y nos regala sin pedirnos nada a cambio su luz y su calor. En Gran Canaria estas dos semanas han sido poco menos que perfectas, con temperaturas diurnas por encima de los veinticinco grados y un sol muy agradable que ni pica ni agobia y te acaricia suavemente mientras le rindes tributo.

Mi rutina ha sido la misma todos los días: levantarme, desayuno y sesión mañanera de tres horas en la playa, almuerzo y sesión de tarde de hora y media o dos horas. A mi alrededor, en la playa de la Garita, siempre la misma gente los cuales no dejan de asombrarse por el milagro que obra mi piel ante sus ojos y pasa de un pálido enfermizo a un glorioso bronceado ayudada por esa maravilla que es el zumo de zanahoria y las pastillas Vitaal bruin con Beta-caroteno.

En estas dos semanas he ido al cine casi todos los días, centrándome sobre todo en las películas españolas, de las que he visto cuatro. Se nota un montón que la gente está dejando de ir a las salas oscuras y no me extrañaría nada si el año que viene cierran un par de multicines. Es muy fácil acusar a la piratería de esto pero pienso que la culpa la tienen también los precios abusivos y no te cuento nada si te gusta comprarte algo para comer o beber mientras ves la película. Alucino porque en Holanda pago menos por una cerveza en el cine de lo que aquí hay que pagar por una miserable botella de agua.

En estos quince días he dormido tanto como he querido, he leído un libro y escuchado dos audiobooks, casi no me he sentado delante de la televisión y tanto la batería de mi reloj solar como la que llevo en algún lugar de mi cuerpo están bien cargadas y preparadas para afrontar el invierno neerlandés.

El domingo por la mañana regresaré al norte, a casa, casi al mismo tiempo que ciertos Reyes Magos dejan su carga por España. Y a partir del lunes, vuelta al trabajo ??

4 opiniones en “Días de playa y sol”

  1. Si en Holanda tenéis las mismas temperaturas que en Dublin o en Copenhague, prepárate. Anoche sufrimos por aquí -6°C… Que te sea leve la vuelta!

  2. Estos comentarios de la vuelta al trabajo me deprimen bastante, espero que te esfuerces y nos cuentes algo descacharrante para aliviar el doloroso retorno… (y en los alrededores de Valladolid hemos “disfrutado” de -10ºC hace un par de semanas sin mayores alharacas). Saludos y Feliz Año.

  3. Muchas felicidades bicharraco. Me acordé ayer (por antonomasia) pero hasta hoy no tuve Internet. El año que viene ¿me felicitarás también a mi públicamente? Para una de las pocas cosas que tenemos en común…

Comentarios cerrados.