Dioses de Egipto – Gods of Egypt

Dioses de Egipto - Gods of EgyptCuando alguien decide invertir un montón de dinero en una película, tiene que haber alguien en esa mesa con dos dedos de frente que avise que lo que van a hacer es una cagada dantesca. O eso, o que repartan el dinero en la puerta de un puticlúb y al menos de esa manera encontrará un mejor uso. Está claro que no había nadie sobrio cuando después de leer el guión le dieron la luz verde a Gods of Egypt, película que se estrena este fin de semana en España con el título de Dioses de Egipto.

Un par de julays se pasean en minifaldas por tierra de josdeputa terroristas musulmanes de mielda

Al parecer los dioses egipcios existían y vivían por allí entre los hombres. Por supuesto el mundo era plano, los dioses unos capullos y cuando van a coronar a Horus, aparece el dios Set rebotadísimo y le da una tunda que no veas y se autorproclama reinona de Egipto. Lo que viene a continuación es una especie de aventura en la que un joven ayudará al dios Horus, que está ciego, devolviéndole un ojo y buscando la manera de derrotar a Set. Es una especie de mezcla entre venganza y película romántica sin chimpún.

Este es uno de esos guiones que pierden sentido por cada costura. Está tan lleno de chorradas que asusta. Por suerte logré ir a verla a una sesión en DosDé porque si tengo que pagar extra por verla en la superflua tercera dimensión, me agarro un rebote que no veas. El director es Alex Proyas, un señor que llevaba sin hacer cine siete años y que quizás se tendría que haber quedado retirado. La película tiene cutre-efectos especiales, que en muchas ocasiones se ven penosos y lo peor aún, una dantesca actuación de Gerard Butler, que destroza cada línea que dice y que está para nominarlo a un Razzie. Tampoco se puede decir mucho del desconocido Nikolaj Coster-Waldau, al que no dejan de hacerle primeros planos del pecho para que se le vean los cañones de los pelos afeitados y que parece tener un problema facial que le impide mostrar emociones. El único que al menos entretiene algo es el joven Brenton Thwaites, que pese a que lo intenta, no logra salvar el barco. De cuando en cuando parece que faltan trozos de la película, hay extraños saltos argumentales que seguramente son partes que quedaron en la sala de montaje. En otras ocasiones, como en el rescate del ojo de Horus, la escena la apuran demasiado y en lugar de estirar una bonita escena de acción y darnos tiempo a disfrutarla, es casi un visto y no visto. Los discursos y las movidas con multitudes daban lástima y los egipcios quedan retratados como un montón de acarajotados.

Al ser cine tan básico y estúpido es posible que mole a los miembros del Clan de los Orcos. No creo que un sub-intelectual con GafaPasta sobreviva a una película así sin daños cerebrales permanentes.

04/10

Una respuesta a “Dioses de Egipto – Gods of Egypt”

  1. Apuesto a que la va a puntuar menos de 5 -pensé- y no me equivoqué, incluso, viendo el afiche ya se sabe que va a ser un trusco…jajaja
    Salud

Comentarios cerrados.