Doritos y cerveza

Mi abono cinematográfico me permite ir al cine a ver todas las películas que quiera o pueda por diecinueve leuros al mes. Si la película es en Tres-Dé tienes que pagar un sobrecargo de un leuro y medio y solo puedes comprar una entrada cada noventa minutos, con lo que si no te mola una peli y decides salir y volver a entrar, has de esperar una hora y media (contada desde el momento en el que compraste la entrada) para ver la siguiente. Hoy en día creo que somos legión los que tenemos el abono y solo unos pocos compran entradas, dado que conque vayas al cine dos veces al mes, ya te sale más económico el abono.

Al pertenecer a ese elitista club, tienes acceso a otras cosas como pre-estrenos especiales, que ellos llaman Unlimited Night en los que no solo puedes ver una película antes de que se estrene oficialmente, te dan comida y bebida al entrar en la sala y participas en algún sorteo. A esas noches solo pueden entrar los miembros del club y un julay normal y corriente que se pase por allí verá como no se le permite comprar entrada.

El lunes tuvimos uno de estos eventos y antes de comenzar te pedían ideas para otras cosas que pueden hacer por los miembros del club ilimitado. La gente añadía sus ideas y a la entrada nos daban un paquete de papas enorme de doritos y a elegir entre una cerveza Grolsch o una botella de agua. Como yo también pertenezco al club de los alcohólicos conocidos ya os podéis imaginar cual fue mi elección:

Doritos y cerveza

Doritos y cerveza, originally uploaded by sulaco_rm.

En la cadena de cines a la que estoy abonado parece que han optado por una Unlimited Night mensual con comida y bebida gratis y un par de ellas adicionales con pre-estrenos en los que no te dan nada pero te permite ver la película desde un par de semanas a un día antes de que se estrene y en ocasiones pueden ser un par de meses, algo que sucedió con Endless Love, película que vi la noche de San Valentín, que también se podría denominar San Korte Inglé ya que es una celebración comercial sin ningún tipo de valor estratégico (no hay día festivo) y que en Holanda se estrenará en abril y en España en junio, con lo que la he dejado un poco aparcada y aún no la he comentado.

Aquí hay algo que los empresarios cinematográficos tienen perfectamente claro, sin espectadores no hay negocio y por eso, en lugar de hacer todo lo posible por jodernos y ponernos en su contra, nos tratan como a clientes especiales. Este pasado domingo era el día de los niños y habían puesto a monitores con actividades especiales para los niños mientras esperaban por el comienzo de sus películas, haciendo que desde pequeños adoren la experiencia de ir al cine. Entre semana tienen sesiones especiales para los jubilados, con películas que pasaron por cartelera hace meses o años y que no suelen ser del agrado de los jóvenes orcos. Una vez al mes tienen también la Ladiesnight, conocida también como la noche de los chochitos peludos y pelones en la que la entrada cuesta trece leuros y por eso pueden ver una película, tomar unos vasitos de vino, comer algo y les dan una bolsa llena de cosméticos y otras cosas de esas que les gustan o necesitan las hembras. En esas noches está prohibida la entrada de especímenes humanos con pollita o pollón, por más mariquitas que sean.

4 opiniones en “Doritos y cerveza”

  1. Quien pillara un abono así… no le paso a la parienta lo que es una Ladies Night porque vamos, le entra la neura para irnos a vivir a Holanda sólo por eso. 🙂 Ya podían espabilar aquí, que nos siguen viendo no como clientes sino como pollos a desplumar. 🙁

  2. Otra de las cosas buenas de Holanda. Si ya lo digo yo: Si volviera a nacer (y pudiera elegir dónde)… Holanda sin duda alguna.

Comentarios cerrados.