Dos buenos tipos – The Nice Guys

The Nice GuysEn los últimos años, todas las películas de investigadores y ambientadas en los setenta o los ochenta que se han hecho han conseguido dormirme en algún momento. Si comenzamos que el género de los investigadores no es de los míos, la ambientación y las tramas en paralelo con quince historias que te intentan contar a la vez consiguen siempre que mi cabeza comience a oscilar y acabe por dormirme. Por eso, no tenía demasiadas ganas de ir a ver The Nice Guys y no fue hasta el cuarto intento que fui al cine. No veas como me equivoqué. La película se estrena la semana que viene en España con el título de Dos buenos tipos.

Dos julays han de resolver un crimen y sobrevivir al intento

Dos investigadores privados tratan de resolver el crimen de una actriz pornográfica a finales de los setenta o algo así, porque al comienzo parece que uno de ellos más bien trabaja dando palizas y escarmientos por dinero y el otro es un poco ñanga. Después de un desafortunado e hilarante comienzo en el que las cosas acaban muy mal para uno, tendrán que trabajar en grupo y poco a poco se verán metido en una movida muy chunga y en la que hay mucho dinero y las vidas humanas no valen nada.

Esta es una película con un humor fino y muy currado con la que no pararás de reírte. Tiene escenas épicas y que seguro que recuerdo el resto de la semana o quizás incluso el mes. La química entre los protagonistas es perfecta y la historia es tan desbocada e imposible que acabas por creértela. Russell Crowe es el investigador más o menos acabado pero que cuando tiene que resolver algo, lo hace y Ryan Gosling es el que hasta su hija califica como el peor investigador del mundo pero con una suerte de chiripa. Ambos bordan sus papeles y se nota que se lo están pasando bien. No tenemos demasiados momentos para descansar porque la trama nos lleva de escenario en escenario y siempre con nuevas y más increíbles revelaciones. A su alrededor hay un montón de secundarios haciendo un trabajo genial como la jovencita Angourie Rice haciendo de hija de Gosling y muchas veces siendo el cerebro de las cosas que descubren y hasta tenemos en un papel a Kim Basinger que parece que la sacaron del congelador en el que la mantienen como patrimonio de la Humanidad y dejaron que veamos que sigue vive y casi coleando. El guión es fabuloso, el director sabe crear el ambiente y aún más, sabe como sacar partido a los actores, la banda sonora es buenísima y al final de la película te has pasado un rato de escándalo en el cine.

No creo que sea el cine al que van los miembros del Clan de los Orcos porque es demasiado sofisticado para ellos. Es de obligado visionado para los sub-intelectuales con GafaPasta y para todos aquellos a los que les guste el buen cine.

peliculon