Dunkerque – Dunkirk

UntitledEste año he respetado escrupulosamente el orden en el que veo las películas a la hora de comentarlas y creo que con la de hoy no he hecho más de cuatro excepciones en las ciento treinta y cuatro películas que he visto hasta este punto. La razón para esta excepción es que no me sale de los mondongos esperar dos semanas hasta que la comente y porque aún lo tengo todo clarísimo en el cabezón tras haberla visto dos veces en las últimas cuarenta y ocho horas. Se trata de Dunkirk y en España se estrenó con el nombre en español del lugar, Dunkerque. Te puedes ahorrar el resto del texto e ir a verla porque estamos ante un peliculón.

Un montón de julays las pasan putas y canutas sin ilusión ni alegría ni cosa buena

En la playa de Dunkerque un montón de soldados aliados están acorralados por los alemanes. Allí hay una gran parte del ejército del Brexit y los británicos, tan reacios a la inmigración ilegal, en este caso abrirán los puertos de su país para que les manden a tantos como puedan, aunque si son britones, más que mejor y por supuesto, ni de coña quieren la escoria, la chusma y la gentuza de la miasma truscolana.

Esta es seguramente una de las mejores películas bélicas que he visto y lo más increíble es que lo que faltan son escenas de guerra, al enemigo prácticamente nunca lo vemos y sin embargo, pasamos toda la angustia de una buena película de guerra. El guión es una joya impecable con tres tramas que corren en paralelo en diferentes momentos en el tiempo y que convergen y divergen hacia el final de la película. Tenemos a los soldados atrapados en Dunkerque una semana atrás, tenemos a un barco que va a rescatarlos un día antes y tenemos un grupo de aviones yendo hacia allí a luchar una hora antes. El guión es magistral, la forma en la que las tres historias se transvasan información, como sucede todo, como nos llevan de la mano de un horror al siguiente, es fabulosa. El impacto visual es total por culpa de los efectos de sonido, no de la banda sonora, sino del sonido. Durante toda la película, hay sonidos fuertes, mecánicos, lejanos, sonidos que anticipan lo que está por venir y que en un buen cine con un equipo acojonante son lo más. He visto la película en dos salas enormes en dos multicines en Utrecht y en ambos casos flipé. No hay muchos diálogos, por no decir que no hay diálogos y las acciones son puramente visuales. Se nota un montón que la han rodado con película de la viejuna, sin cámaras digitales y al verla en los cines actuales, con equipos que tienen una resolución brutal, te trae a la memoria el cine viejuno previo a la era digital y tal y tal. Todos los actores están de fábula, todo el mundo encaja perfectamente en la historia pero las miradas profundas de Kenneth Branagh son épicas y conseguir que Tom Hardy actúa y resulte expresivo cuando su cara está cubierta por una máscara es increíble. Todos sabemos lo que sucedió en Dunkerque en la Segunda Guerra Mundial así que no hay sorpresas y lo que cuenta es la manera en la que Christopher Nolan nos cuenta la historia y la forma en la que nos atrapa en la acción y nos hace sentir la angustia, el miedo y la soledad de los soldados. Un clásico.

Tanto los miembros del Clan de los Orcos como los sub-intelectuales con GafaPasta alucinarán y vibrarán con esta película. Si no la vas a ver, eres una bestia deleznable y te mereces todo lo peor, siempre.

peliculon

5 opiniones en “Dunkerque – Dunkirk”

  1. No hay diálogos, película bélica… así a priori no es para mi, solo les faltaría cantar y bailar para evitarla a toda costa… peeeeero….. con un “peliculón” habrá que darle una oportunidad, aunque no garantizo nada.

  2. Sé como acaba ese refrán y por ser educada no te voy a decir lo que me puedes ir comiendo por tiempos…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.