Easy Virtue – Una familia con clase

Easy Virtue - Una familia con claseLos británicos tienen una forma especial de ver la comedia. Son capaces de mezclarla con el drama y crear un combinado de una crueldad extrema en el que los cuchillos tienen forma de palabras que se lanzan unos a otros durante el tiempo que dura la película. Cuando el cóctel les sale bien las películas son fantásticas e incluso cuando fallan, quedan muy por encima de la media. Una de esas extrañas comedias dramáticas es Easy Virtue, película que se estrenó en enero en España con el título de Una familia con clase, ya sabéis que los distribuidores son la élite renombrando las películas.

Una chony julay visita a los suegros y aquello parece más bien la guerra de los Rous

Un chavalín inglés de clase alta venida a menos vuelve a casa después de unos meses y trae del brazo a una americana con la que se casó y de la que está profundamente enamorado. Su madre la odia desde el primer instante y hará lo imposible para que su hijo largue a la penca americana esa. La gringa no se amilana y le planta cara a la vieja en una guerra brutal de la que solo puede salir un chichi. El pollaboba del joven parece que está todo el día acarajotado y no quiere darse cuenta de lo que allí sucede y para cuando despierta de su sueño, será más bien tarde y en un momento de lucidez entiende que su futuro pasa por las pajillas que se tendrá que currar en las noches del frío invierno de la campiña inglesa.

La película me sonaba un poco e indagando descubrí que era un remake de otra dirigida por Alfred Hitchcock. La principal diferencia está en el tono más jocoso que le dan en esta versión. El principal problema reside en que Jessica Biel no está a la altura del resto y su papel languidece en pantalla. A ello contribuye una banda sonora que solo se puede calificar de bizarra, con canciones de los ochenta super conocidas remezcladas y reconvertidas en versiones de los años treinta, algo que definitivamente no funcionó y le quita puntos. Por lo demás, los otros protagonistas hacen un trabajo fantástico, la trama es entretenida y los diálogos chispeantes y de esos a los que hay que prestarles mucha atención. Huelga decir que hay que verla en versión original para apreciar los diferentes acentos.

Pese al par de puntos negros, una buena película y definitivamente algo que uno no se espera encontrar en la cartelera veraniega. Si eres cejijunto, vives en la capital de Mordor, o sea, Vecindario y alucinaste en colores con Transformers, esta mejor te la saltas.

07/10

Una respuesta a “Easy Virtue – Una familia con clase”

Comentarios cerrados.