Eddie el Águila – Eddie the Eagle

Eddie the EagleVuelvo a viajar en el tiempo con una película que fui a ver hace dos meses y con la que gané un concurso en el cine. La pre-estrenaron en una Unlimited Night, eventos que suceden cada seis semanas o así en los que la cadena de cines a las que estoy abonado invita a todos aquellos que pagamos por el abono a una peli nueva y nos dan comida y bebida gratis y además hacen un pequeño concurso con tres premios. Dio la casualidad que antes de ir al cine se me ocurrió buscar información en la wikipedia sobre el chamo en el que se basa esta biografía y acerté todas las preguntas y en particular una sobre una banda sonora que me encanta. Ha pasado el tiempo y Eddie the Eagle se estrena la semana que viene en España con el título de Eddie el Águila.

Un julay quiere ser atleta a cualquier precio y en el camino se vuelve majareta

Un chaval inglés menos dotado que un funcionario español quiere ser olímpico a cualquier precio. Lo intenta en todos los deportes habidos y por haber y finalmente encuentra una posible puerta de entrada en ese mundillo a través del salto olímpico en las olimpiadas de invierno, deporte en el que los británicos no daban pie con bola. Lo ayuda en su entrenamiento un tipo que parece estar tan chiflado como él y entre los dos convertirán a este joven en una leyenda pese a ser malísimo.

Digámoslo claro, ver los juegos olímpicos es aburridísimo. Solo interesa ver al ganador, quizás al segundo o el tercero y en algunos deportes, al que queda útimo para echarte unas risas, como aquel negro que en una prueba de natación iba como cuatro piscinas por detrás del resto y todos veíamos la prueba con la sana esperanza de que se ahogara allí mismo y así echarnos aún más risas o la pava aquella que hizo la maratón y que entró en el estadio que parecía la madre del rey antiguo si la hubiesen obligado a caminar sin silla de ruedas. Pues eso, esto es lo mismo. Un chamo obsesionado con ser olímpico decide entrenarse para presentarse al salto desde noventa metros o algo así. La película es hilarante y Taron Egerton borda el papel del friki. Está fabuloso y te ríes con él todo lo que quieres. También fue un acierto el poner a Hugh Jackman y el dúo funciona de fábula. La historia es divertida y estúpida, el humor es genuino y además, del malvado, porque sabes que te ríes de un pobre desgraciado que está intentando cumplir su sueño y cuando llega el final y regresas a casa, a poco que tengas una neurona en activo te darás cuenta que es una bella historia de superación personal y de como no hay que abandonar nuestros sueños. En definitiva, una película que merece la pena ver.

En este caso yo me arriesgaría a decir que puede gustar tanto a los miembros del Clan de los Orcos como a los sub-intelectuales con GafaPasta. Es un tipo de humor que se adapta bien en ambos casos. Fantástica.

09/10

2 opiniones en “Eddie el Águila – Eddie the Eagle”

Comentarios cerrados.