Een echte Vermeer

Een echte VermeerUna de las películas holandesas que se estrenaban este otoño y que en el trailer se veía interesante es la de hoy, una especie de película biográfica de Han van Meegeren, pintor holandés que se hizo famoso tras la Segunda Guerra Mundial por sus manejos. La película por descontado jamás saldrá de las fronteras de los Países Bajos, se llama Een echte Vermeer y se dijo que la querían traducir al español con la traducción literal de truscoluña no es nación.

Un julay pintor de brocha flaca se la monta para conseguir guita a costa de otros y con mucho chimpún

El pintor holandés Han van Meegeren descubre pronto que es bueno pero no lo suficiente para que la gente lo valore por su trabajo y tras currárselo un montón, comienza a hacer falsificaciones de cuadros que nunca hizo Vermeer y encuentra la gallina de los güevos de platino. Cuando después de la Segunda Guerra Mundial lo están juzgando por traidor, nadie le cree cuando lo reconoce y en el momento que demuestra que estafó a los alemanes con cuadros falsos y les sacó una pasta gansa, se convierte en una especie de héroe nacional porque en Holanda, quien jode a un alemán o truscolán tiene mil milenios de perdón.

La película es una historia fascinante de un falsificador que llega a ese trabajo porque fracasa como pintor original, nadie valora su trabajo. El colega investiga un montón hasta que logra que sus falsificaciones pasen por obras auténticas perdidas del genio Vermeer y de hecho, creo que hoy en día hay dudas de que algunos supuestos originales que se exponen en museos de todo el mundo sean en realidad parte de su obra, ya que el colega hizo más cuadros firmado como Vermeer de los que existían en el universo en el momento en que comenzó con la tarea. La película nos lleva saltando de sus inicios al juicio con paradas de por medio, no es muy lineal pero se aguanta. Está interpretada por Jeroen Spitzenberger, seguramente el mejor actor neerlandés vivo. El colega es un genio y una parte brutal de la calidad de la película es por su convincente interpretación. La historia tiene sus baches y en algunos momentos aburre y se habría agradecido que echaran mano de la tijera y cortaran minutos con ganas. Hay una relación de amor, el chamo se casó con una orca de Vecindario y se encoñó de la chocha del martes y siempre que pudo, se le echaba encima para que no levantara cabeza.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos pero es una lástima que los sub-intelectuales con GafaPasta no tengan acceso a la peli, seguro que les gusta.

07/10

3 opiniones en “Een echte Vermeer”

  1. no hay una relación directa entre cuando las veo y cuando hablo de ellas, es básicamente un poco de azar. Para el fin de semana que viene tengo 3 que se estrenan una semana más tarde. Las puntuaciones son 5, 8, 10. La cuarta dependerá de lo que vea durante la semana y si no hay nada, será un 7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *