El Americano – The American

El Americano - The AmericanLa principal razón por la que no me gusta optar a ningún premio es que están todos vendidos de antemano ya que si hubiera un poquito de justicia, yo ya me habría llevado un Oscar honorífico y un Goya de leyenda por ser el espectador más sacrificado del universo, ya que a día de hoy, domingo diecinueve de septiembre del año 2010, he visto CIENTO SIETE películas en el cine durante este año o lo que es lo mismo, he ido al cine cada cincuenta y ocho horas y me he llevado algunos palos antológicos. Pero persisto y no dejo que un par de mierdas en el camino me amilanen ni que un pallufo como el que he visto hoy me quite las ganas. Por desgracia, acabo de llegar a mi casa después de haber ido a ver The American, catástrofe de película que se ha estrenado en España también este fin de semana con el título de El Americano.

Un comemierda de julay le come el coño a una puta y le mata los feligreses al cura del pueblo, que no da abasto a follar beatas para recuperar la parroquia. Todo eso, entre italianas más bigotudas que la Pe.

Un tipo que al parecer es asesino a sueldo o similares sale escaldado después de un trabajillo mal acabado en Suecia y se esconde en un poblacho de mala muerte en la Italia más profunda, esa en la que las mujeres compiten con sus maridos por la Gillette GII y no tienen pelos en el chichi porque eso es más bien la Selva Negra-negrísima casi oscura. Allí prepara la que va a ser su última misión, que para ser un asesino resulta que tiene preparar un arma muy específica para otra persona y al mismo tiempo intima con el cura del pueblo, que parece que tiene la polla inquieta y va dejando la semilla del Señor en algunos coños que no debería desear y con una putilla a la que se la endiña de cuando en cuando y a la que le coge aprecio después de comerle el chichi. Aunque parece un montón de cosas, en realidad no pasa nada de nada.

Sabes que es una mierda de película cuando oyes los gemidos de tres pencas en la sala que están al borde del orgasmo porque el Clooney se quita la camisa y como el director y el productor son lo suficientemente inteligentes para comprender que eso es lo que vende el producto, lo ponen a quitarse la camisa cada diez minutos para mantener a la parroquia de minusválidas cerebrales que deifican un cuerpo más quemado que los fogones de una churrería. También sabes que es una mierda cuando te duermes en medio de la película de puro tedio porque es que a falta de algo que contar, ponen plano tras plano de George Clooney conduciendo por carreteras deleznables y con la cámara siguiendo el coche durante medio kilómetro que va desde la parte izquierda de la pantalla a la derecha mientras de fondo suena una mierda de música de piano que provoca arcadas legendarias. También sabes que es una mierda de película cuando alguien abre la boca y tu piensas que mejor la hubiera dejado cerrada porque es que cualquier cosa que dicen, parece más bien que la caguen. Añádele unas pésimas escenas de acción con ese hombre que ya no puede correr y que renquea por los callejones del villorrio sin saberse muy bien la razón y si no muere antes es porque los malos eran pésimos y debieron aprender el oficio en la ESO por lo menos.

Sin embargo la película tiene un par de cosas buenas. Las tetas de la puta que se folla el Clooney y el coño de la susodicha. Es lo único interesante en toda esta historia. Una lástima que no dejaron la cámara quieta junto a la cama de la meretriz e hicieron la película de su clientela, habría sido más amena.

Con un guión que reinventa el concepto de tedio, con un montaje que merece una denuncia en un juzgado de guardia y una dirección de un tipo que se ha pasado la vida haciendo vídeos musicales y al que nadie le ha dicho que el cine no es la eMTiVi y que parece haber estado ausente el día que dieron la clase sobre como hacer una historia de más de tres minutos y medio, con todo esto y la desgracia de unas interpretaciones más falsas que las peleas de los tertulianos del corazón, el resultado es una enorme y apestosa bosta de color marrón de la que se puede decir que si tiene la misma pinta que la mierda, si huele como la mierda y está dentro del retrete, es más que probable que sea mierda.

Si te pica la pipa del coño cada vez que ponen por la tele los cutre-anuncios de Nespresso, con esta lo vas a flipar y cuando enseñe los cinco centímetros superiores de la raja del culo seguro que mojas las bragas a conciencia. Para los demás, hay mejores formas de tirar el dinero y por ver un coño y dos tetas, no merece la pena. Manda a la parienta con las focas de sus amigas y aprovecha para ponerte al día con el porno japonés.

02/10

6 opiniones en “El Americano – The American”

  1. Por todos los dioses, si acabo de leer a un tío que decía que la PELI ERA UNA MARAVILLA, MENOS MAL QUE NOS AVISAS tu…
    Muchas gracias.
    Salud

  2. Genín, un intelectual de la estupidez me decía que tenía que ser buenísima porque fue número 1 en USA. Lo que no sabía el comemierda es que ese fin de semana no se estrenó nada reseñable y consiguieron una cagada de 20 millones (en un mercado en el que los estrenos normales son 50+) y tampoco te decía que el segundo fin de semana la película se desplomó un 60% cuando lo normal es caer un 40% y las buenas un 30%. En el índice de la audiencia de Rottentomatoes a este bodrio le han dado un 38%, lo cual, para los de letras, equivale a un 3,8 o un insuficiente bajito de los de antes.

    Es perfecta para sobar. La pones y te quedas frito al momento, es mano de santo.

  3. Lo del Nº1 en USA a mi no me dice nada de nada, lo del culo de Clooney, menos, crítica de sulaco, fiable al 85-90%. Me quedo con esto último y paso mucho de esta peli.

Comentarios cerrados.