El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo

Puesto que estoy en España de vacaciones, trato de ver cine español y me pego estos resbalones. Cuando estuve en septiembre y en octubre repetían hasta la saciedad el trailer de Borjamari y Pocholoel asombroso mundo de Borjamari y Pocholo, así que no me ha quedado más remedio que ir a verla.

Está en un montón de cines y seguramente será uno de los éxitos de las navidades, pero la verdad, la verdad, no vale una mierda. Mira que a mi me gustan las películas de Santiago Segura, pero es que esta es mala de vicio. No hay historia. Repiten hasta el infinito los mismos gags, supongo que porque los guionistas y directores Juan Cavestany y Enrique López Lavigne no daban para más. Es una sucesión de chorradas repetidas que dejan de hacer gracia después de dos veces. Lo único bueno que tiene la película es que solo dura 90 minutos, con lo que en un rato estáis en la calle. Borjamari es Santiago Segura y Pocholo es Javier Gutiérrez, dos hermanos que siguen hoy en día viviendo de la misma forma que hace veinte años. Escuchan la misma música, hablan de la misma estúpida forma, visten como antes. En fin, después de cinco minutos de película ya se ha visto todo lo que hay que ver.

No hay mucho más. Totalmente recomendada para mis amigos descerebrados y aquellos que poseen electroencefalogramas planos.
gallifante