El aviso

El AvisoLa semana que pasé por España y que acabó el jueves me di un salto por un par de cines para ver dos películas españolas, que uno ya no tiene entrañas para los doblajes y solo con los trailers de esas películas que ya he visto o que estoy a punto de ver, me dan una arcadas terribles y lo único que salva al cine que les deje un regalo tremendo allí es que yo jamás de los jamases he potado, actividad como muy inferior y que en mi caso, substituyo por el jiñote, que puede ser ralo, o gordo y duro y hasta tupir retretes, como hago todos los años en varias ocasiones, que no seré yo el que muera sin tener marcada la casilla en el formulario de grandes hechos de tu vida relativa a lo de tupir jiñaderos. La primera de las películas españolas que vi se titula El aviso y está ahorita mismo en la cartelera.

A un julay lo amenazan de muerte en el colegio o algo así y a la madre que lo parió se le calienta la pipa del coño que no veas

Un chamo ve como le pegan un tiro a un amigo en una gasolinera y acaba en coma y el chamo como que se obsesiona porque en el mismo lugar ha habido varios crímenes que parecen seguir una secuencia numérica. Un niño recibe una nota que le pide no ir a esa gasolinera el día de su cumpleaños porque lo van a matar allí y entre medias, otros crímenes, un chiflado, abusadores de colegio, profesora que pasa de todo y madre que ya superó el borde del ataque de nervios.

La idea de esta película está muy bien y cuando comienza todo parece de fábula pero más bien pronto empiezas a notar algunos detalles, cosillas que no cuadran, raras y antes que nada ya sabes que no es una línea temporal sino varias, con lo que tenemos la típica película en la que todo lleva a una trama final super-hiper tensa. No lo lograron, la cosa es que está tan mal contada que es demasiado fácil es saber qué es lo que va a suceder, por donde irán los tiros y esa previsibilidad destroza la película. Da igual que el protagonista (o uno de ellos) sea Raúl Arévalo, no es capaz de sostener un guion mediocre y que nos lleva de cabeza a uno de los finales más patéticos que he visto últimamente y en donde la película pierde la mayor parte de su crédito. Dura escasamente noventa minutos y por increíble que parezca, sales con la sensación que le sobraron quince o veinte, los del tramo final. Esto más que cine parece el primer episodio de una serie de esas de Antena Triste o Telajinco, hasta con la musiquilla que se usa tanto en España y probablemente hubiera quedado mucho mejor si en lugar de en el cine, lo ponen directamente en la tele.

No es algo para los miembros del Clan de los Orcos, que no se enterarán de un carajo ni tampoco para los sub-intelectuales con GafaPasta, que están muy por encima de algo así.

04/10

Una respuesta a “El aviso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *