El cementerio de los números

El cementerio de los números

El cementerio de los números, originally uploaded by sulaco_rm.

Mi lugar favorito en Marken es un pequeño cementerio rodeado de agua, como una pequeña isla dentro de otra isla. Marken nunca ha estado muy poblada y les basta con este diminuto lugar para descansar. Hay que salir del pueblo y andar por las calles para verlo y al pasar veréis un montón de arboles y la cancela cerrada aunque la podéis abrir y entrar. Siempre me han fascinado las tumbas, con sus números porque allí, la mayoría no tiene nombre. Mueres y te conviertes en el número 15 o el 36 y eso es todo lo que queda de ti. Siempre he dado por sentado que reutilizan las tumbas y por eso lo de los números, para estar quitarle algo del vínculo emocional hacia el terreno en el que reposa el ser querido. Hay una sección del cementerio en el que los números se aprietan y te encuentras con juguetes y otras cosas de los niños que hay enterrados y un escalofrío te recorre porque la proporción es extremadamente alta.

Si visitáis Marken, buscad el cementerio de los números y echad un vistazo en su interior.

En Zaanse Schans o Volendam y Marken tienes mis sugerencias para organizar una visita a esos lugares. Si quieres encontrar abundante información sobre los Países Bajos y particularmente de Amsterdam y alrededores, te sugiero que comiences por la Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda y en el Álbum de fotos de Volendam y Marken puedes ver todas las fotos.

5 opiniones en “El cementerio de los números”

  1. Dios que pasada! eso tiene una pinta impresionante… si alguna vez me subo a los Países Bajos, esto no me lo salto …ni muerta

  2. Esto me parece tan horrible, yo que no pongo un pie en el suelo a menos que mi despertador marque un número que me gusta, me podría morir (nunca mejor dicho) si me tocara para la eternidad un número que considero de mala suerte, esto es terrible para los que somos supersticiosos, será que te puedes pedir un número con anterioridad? Mejor ni pensarlo, ni muerta. Besos.

  3. Virtuditas, si alguna vez vienes a los Países Bajos, yo mismamente os llevo por toda esta tierra y os lo enseño todo, faltaría más. Y nos hacemos una foto juntos tirados en el suelo sobre dos tumbas de esas para mandársela a waiting y que se cure de sus supersticiones.

Comentarios cerrados.