El churroniso Sulaco

Si gracias a la magia potagia esa que siempre sucede en las películas alguien amaneciera un día trastocado y transportado dentro de mi cuerpo seguro que no le tomaba ni dos horas y media darse cuenta de lo duro que es ser el Elegido, the Chosen One con todo lo que lleva. Es sencillísimo vivir vidas normales cuando el universo no gira a tu alrededor permanentemente y sabes que cuando das dos pasos a la izquierda, tres adelante, uno atrás y un salto en redondo, todo ha de moverse para que el equilibrio no se altere. Por suerte para el resto de habitantes de este Multiverso yo me terminé por acostumbrar, hice las paces con mi Ángel de la guarda y puesto que solo vivimos un número limitado de lunas llenas, mejor disfrutarlas todas y a ser posible lejos de Mordor también conocida como Vecindario. Tampoco dejaré de asombrarme jamás con mi capacidad innata para desvariar y desviarme de la línea que quiero seguir, así que vamos a retomar el camino que ni siquiera he comenzado antes de que se me vaya la pinza del todo.

Haciendo recuentos de mis infra-poderes el sábado por la mañana cerca de las ocho y media, reconocía que soy un mago de las materias primas en la cocina, que puedo juntar letras para crear conjuntos que por supuesto pueden replicar un trillón de monos y en contadas ocasiones he conseguido hacer fotos mágicas. También añadía a la lista ese don único que me permite escuchar una historia leída y captar el concepto, disfrutarlo y al mismo tiempo hacer tareas mecánicas o repetitivas sin que disminuya ni un solo miligramo mi atención y aunque cerca de doscientas personas que se mueven a mi alrededor no saben exactamente lo que hago, todos tienen claro que mi magia los toca y los hace dar lo mejor de sí mismos sin que se me cambe la peluca ni ellos puedan averiguar como lo hago para repetirlo. El sábado, después de estos instantes de reflexión para inflar mi ego aún más de lo que está, me acercaba al teatro en el que consigo éxito tras éxito, mezclaba 100 mililitros de leche hirviendo con 100 gramos de harina integral de trigo a la vez que escuchaba la canción (I’ve had) The time of my life, de la que estoy enganchado después de tropezar con ella en dos películas diferentes y una serie televisiva durante los últimos treinta días y me lanzaba al aire atrapándome a mi mismo gracias a habitar infinitos universos y cuando entraba en el tramo más espectacular de ese paradigma que es el cocinar caía en un trance de esos que te dejan como alelados y el Verbo se hizo primero letra y después palabra y sin yo saber ni como ni cuando ni por quién o por qué, me llegó un nuevo super-hiper-mega-poder, uno más poderoso que cualquier otro, uno que como todos los poderes, trae grandes irresponsabilidades, porque como ya lo dijo aquel chamo que resultó ser el tío del niño que lefaba por las manos y que seguro que lo leyó de aquel gran filósofo Francés llamado Voltaire y que gustaba de pasearse con una melena como la de la Jurao solo que sin esas gafas como parabrisas de coches ?? y ya volví a perder el hilo y no sé lo que estoy diciendo. Bueno, pues que en ese trance tan grande mis manos se movía solas, mi sartén servía de lienzo en el que escribía con mi churrera Bernar y cuando volví a salir de mis interiores y el Verbo volvió a esconderse en el coño de su puta madre de donde no debería haber salido, frente a mí tenía un plato con una palabra:

churros

Disco World, originally uploaded by sulaco_rm.
GEN?N ??

?? y ahí lo supe. Soy el primer CHURRONISO de la historia, una palabra que queda inventada AQUÍ y AHORA, al igual que esa ciencia tan grande que yo solo practico y que es la CHURROMANCIA, el arte de ver el futuro, el presente o el pasado o simplemente de nombrar a gente sin que venga a cuento de nada haciendo uso de una churrera. Los hay que leen las líneas de la mano, que buscan el futuro en los posos del café, tirando palillos, con cartas o con velas. Lo mío tiene más mérito porque la Profecía se puede comer, son unos churros deliciosos.

Ahora, que le quede claro a todo el mundo, que me transpapele como la gorda que hacía las galletas en The Matrix y que se quedaba allí como si le hubiera dado un pantallazo azul de la muerte del Güindous no quiere decir que me vaya a encochinar haciendo churros todos los días para escribir el capítulo final de las profecías de Nostradamus. Yo me reservo para los sábados por la mañana y en cantidades escasas, que a partir de este sábado voy a bajarlas a 75 gramos de harina integral de trigo y 75 mililitros de leche hirviendo para que así las palabras, de surgir, no tengan demasiadas letras, que después se me mezclan en el plato y yo soy fatal resolviendo sopas de letras.

A saber como podemos interpretar este primer y quizás último mensaje. Igual es un comando, una instrucción clara para que cierto lector se cocine sus propios churros, que tampoco es tan difícil ??

18 respuesta a “El churroniso Sulaco”

  1. La solución de la E te ha quedado muy bien.
    No se…
    Me siento raro…
    Comido…
    Caga… todavía no…
    Raro, raro, me siento…jajaja

  2. Pues yo por menos de eso me casaria de nuevo jajajaja. Si alguien me escribe mi nombre en churro, mira que romantico jajajaja. 🙂
    Genin se merece eso y mas hombre, que no por nada es tu lector y comentarista mas constante. Un besote.

  3. Y no nos olvidemos que es el único cobrando pensión que ha donado y que hasta el día de hoy ha dejado 1924 comentarios y le saca 701 de ventaja a Virtuditas, 751 a Waiting, 1580 a Jc y 1603 a Darliz …

  4. Yo lo intento, pero me parece que va a ser imposible alcanzar a Genín. De aquí a Genín le pondrán en el libro ese de los records, como el tio que más comentarios ha hecho en el mundo. Digo yo, que cuando llegue a los dos mil comentarios, lo celebraremos de alguna manera, no?, aunque su nombre en churros es un buen comienzo de celebración.

  5. De pana, es too much con demasiado. Por cierto de Dirty dancing a mi la que mas me gusta luego de la que mencionas es: She’s like the wind 🙂
    AY DIOS! Que peliculon 🙂

  6. Ustedes me van a sonrojar, espero que no quieran que me cambie de sexo y rejuvenezca…jajaja
    Yo no hago el menor esfuerzo para comentar, me salen las entradas en el Reader y siempre me provoca dejar algo escrito.
    Salud

  7. Genín, creo que no te hace falta cambiar nada, le gustas tal como eres 😉 .
    Waiting… pues sinceramente si a mi me piden matrimonio escribiendo mi nombre con churros… ufffff…. con pétalos o algo así, en la arena de una playa…. pero con churros no creo que le saliera bien la jugada al susodicho, o peor, me daría un ataque de risa y me demostraría (como es en realidad) que el romanticismo no es lo suyo.

  8. Sí, me gusta Genín y le agradezco enormemente su cooperación para mantener la conversación en marcha pero no tengo un man crush con él (y a saber como se traduce eso al español). Por suerte para todos a mí me extirparon el gen romántico al nacer y no me veo haciendo lo de los pétalos o lo de la arena, que debe estar super visto porque fue lo que hizo el Rubio en su boda con su mujer y a mí me tocó darle al photoshop para juntar todas las imágenes y crear el resultado final, el cual está en una foto enorme en su casa que no me canso de recordarles que existe gracias a mí.

  9. Por mi han escrito mi nombre en la arena, con pétalos, en graffiti a la vista de un montón de chicas que soñaban con lo mismo, en una canción dedicada con musica y todo para mí, en un tatuaje, en un café, en el espejo del baño para que se vea cuando el agua caliente deje el vapor, en cientos de cartas dedicadas a mí, en la nieve, y sí, he visto el romanticismo muy de cerca por todas y cada una de esas razones pero no, no me he casado por ninguna de esas o quizás al final con el tiempo por un cúmulo de todas ellas quién sabe, pero que Sulaco le dedique a Genín sus churros, pues hombre, sí, sí que es romántico y mira que lo dice una experta 🙂 Besitos.

  10. Creo que tu marido se quedó con el romanticismo que le tocaba a él mismo, a sulaco y al padre de mi hijo… que acaparador! 😀

  11. Si alguien me acusa alguna vez de romántico, le eructo en la cara y le tupo el retrete como si dijéramos (o hasta la bañera, como hace el Niño).

  12. Genin ha estado en la de aqui y en la de Amsterdam, solo le pasa conocer mi casa de Venezuela jajaja. Pero no, no le acuso de romantico porsialas jajaja. Besitos.

Comentarios cerrados.