El corredor del laberinto: La cura mortal – Maze Runner: The Death Cure

Maze Runner: The Death CureUna de las grandes ventajas del Síndrome de Pedro Pan que yo padezco es que mi literatura es la juvenil. A mi me la sudan esos que escriben libros con palabras raras e historias retorcidas y definitivamente no toco uno de algún autor sueco porque esa gente solo saben escribir de malísimos rollos que no me molan nada de nada. Como lo mío es la superficialidad y la vanalidad, por supuesto que conocía la saga que comenzó con El corredor del laberinto – The Maze Runner y tanto el libro como la película me encantaron y también disfruté, incluso más que con el libro, con El corredor del laberinto: Las pruebas – Maze Runner: The Scorch Trials>El corredor del laberinto: Las pruebas – Maze Runner: The Scorch Trials y por eso, ahora que llegó a los cines la tercer parte no la podía dejar pasar y la fui a ver hace más de una semana. Se trata de Maze Runner: The Death Cure y en España también está en los cines con el título de El corredor del laberinto: La cura mortal.

Nuestro amiguito el julay ya no puede comer el coño que tanto le gustaba y está que no caga ni mea del disgusto tan grande

La chiquillada de los de siempre, salvo por la mala malísima que resultó ser la Teresa, están con un disgusto que no veas y lo primero es recorrer el universo arrasado para llegar a una ciudad que debe ser la última hasta que encuentren otra y allí tendrán que entrar, rescatar a los suyos y joder a los malos todo lo que puedan y más mientras la gente sigue muriendo con el virus. Thomas, que es una bellísima persona, tendrá que seguir corriendo, saltando y apechugando, que es lo suyo.

Todo lo que se desviaba la segunda película del libro y ahora en la tercera se vuelven a acercar al libro y les sale una película de acción, con multitud de escenas fabulosas y con unas persecuciones épicas y ahora que he visto la escena del tren, esa en la que Dylan O’Brien tuvo el accidente, realmente resulta increíble que no hayan accidentes más a menudo cuando ruedan, porque es de esas que te disparan la adrenalina. El chaval está fabuloso y puedo confirmar y confirmo que es mi favorito de la camada de los que han nacido en los noventa, la cámara le tiene un montón de cariño y tiene carisma. A su alrededor ya conocemos a todos los otros chiquillos y a algunos les hemos cogido un montón de cariño y en esta tercera y última parte los vemos trabajar de nuevo juntos para completar la misión que ellos mismos se han impuesto. La película es divertida, entretiene y está bien hecha y es una digna conclusión a la saga.

Si eres miembro del Clan de los Orcos, esto lo tienes que ver, es el cine que se hace para ti y para los tuyos. Por lo anterior, si eres un sub-intelectual con GafaPasta por favor aléjate del cine y no te acerques ni de coña porque no te va a gustar. La vi en TresDé preo si la ponen algún día con la segunda y última dimensión, seguro que la vuelvo a ver.

08/10

Una respuesta a “El corredor del laberinto: La cura mortal – Maze Runner: The Death Cure”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *