El cubo de Rubik

El maravilloso cubo de Rubik
La foto habla por sí sola. Ni os imagináis lo que hemos tenido que andar Anormal y Yo para encontrarlo. No ha sido nada fácil. Creo que hemos visitado casi todas las jugueterías de la isla. Pero ha merecido la pena. Ahora si que somos auténticos intelectuales ?full extras??. Equipados al completo y con nuestro cubo, que nos acompañará a todos lados para que la gente nos pueda identificar fácilmente. Comenzaré el domingo, cuando me pasee por Madrid-Barajas con él.

A ver si ahora los que me acusan de postmoderno y vanguardista se muerden la lengua viperina que tienen

7 opiniones en “El cubo de Rubik”

  1. Cuando eso llegó a España, allá por los primeros ochentas, yo aprendí un método que había para hacerlo en apenas 3 minutos.
    Me aprendí los pasos (había unas fotocopias que circulaban) y era capaz de hacerlo INDEPENDIENTEMENTE de la posición de salida.
    Era alucinante.
    La pobreza de la época hizo que circularan algunos sucedáneos que no giraban bien, pero el genuino iba a toda leche y yo con la mente recién estrenada dejaba alucinados a propios y extraños.
    Después la castidad me dejó el cerebro como un queso de gruyere.

  2. Rodolfo: Yo también tuve esas fotocopias. ahora son más modernos y ya te viene con el manual de instrucciones y una forma de solucionarlo, aunque es tan críptica, que me he pegado todo el día de ayer para hacerlo una sola vez.
    Mi objetivo es derrotar a anormal y solucionarlo en al menos 5 segundos menos que él. Con eso me conformo. Es sólo para darme una satisfacción personal y por aquello del jódete 🙂

  3. Pues aquellas fotocopias eran sencillísimas. Había que hacer una rutina bastante monótona y se solucionaba. También hacía concursos con mi amigo Rafa, y aunque él era más inteligente (me ganaba en notas y se hizo ingeniero después) en esto ganaba yo.

  4. Rodolfo: Yo también recuerdo que las instrucciones eran sencillísimas. Las que trae el cubo parecen estar escritas por un cabrón que no quiere que lo resuelvas. A propósito, ¿has visto el correo que te mandé a GMail?

  5. Los correos no llegan a gmail ipso facto. Me parece que gmail no es tan bueno como dicen.
    Lo he leído hoy por la mañana al levantarme. Ayer por la noche miré el correo antes de acostarme y no había llegado, a pesar de que tú lo habías enviado mucho antes. Es flipante.

  6. Coño, a mí me está tirando bien. Lo único que no me gusta es que no permiten ficheros adjuntos de tipo .ZIP y a veces la gente se empeña en mandarlos. Los que llegan bien son los tipo .RAR

Comentarios cerrados.