El destino de Júpiter – Jupiter Ascending

La primera vez que leí sobre la película de la que quiero hablar hoy, inmediatamente me lancé a buscar el libro para leerlo pero no lo pude encontrar porque es un guión original. Después vi el trailer y me gustó un montón y desde entonces he estado esperando por el estreno de la película, aunque me ha sorprendido la poca promoción que han hecho de la misma y como el trailer casi no ha pasado por los cines, frente a otras con las que nos machacan sin piedad. Supongo que la culpa la tienen los hermanos Wachowskis, que han pasado de héroes a villanos en unas pocas películas. Aún así, anteayer fui a ver Jupiter Ascending, película que se ha estrenado en España también esta semana con el pachanguero título de El destino de Júpiter.

Una julay sin ilusión ni fantasía descubre que tiene sangre azul de totorota real y se ve envuelta en una movida entre tres hermanos herederos que la quieren finiquitar

Una hija de inmigrante ruso que limpia pisos descubre un día que hay extraterrestres y que parece que todos están obsesionados con matarla. Resulta que la pava es la reencarnación de la madre de tres hijos-de-la-gran-puta que no es mora pero ciertamente es truscolana y sus propios hijos la quieren quitar de en medio. La chama saltará de nave y planeta en nave y planeta con una especie de medio hombre con orejas de maricona elfa y que se quita la camisa siempre que puede para ver si a ella se le ponen duros los pezones y le pone la pierna encima hasta que no levante cabeza.

Sorprendentemente, esta película parece una versión de serie B de muchos momentos de la trilogía de la Guerra de las Galaxias, de la segunda trilogía y de otras películas. Casi todas las escenas te recuerdan a alguna otra película y eso en momentos es bueno y en otros malo. Mila Kunis brilla con su encanto habitual aunque resulta poco creíble que sea rusa. A Channing Tatum se le nota demasiado forzado y cuando esperan demasiado de este pobre y tratan de que actúe de verdad, el se quita la camisa y enseña los pezones, algo que como siempre provoca un molesto ruido en el cine cuando las cuatro hembras en celo se dejan las uñas a base de frotarse bien cierto orificio. Para mí la película hubiese resultado mejor si el actor protagonista fuera alguien menos macizo (o directamente gordo, que sin camisa se le ve demasiado encochinado). En un cierto momento hay un tramo en el que tienen que lidiar con la burocracia y ahí la película pierde todo el interés, en particular porque en un futuro tan moderno, lo que vemos resulta estúpido. Eso fue un fallo grandioso del guión, que hace aguas en unas escenas que debían haber cortado. En los momentos de acción la cosa mejora un montón. Otro punto algo decepcionante es que los efectos especiales, en ocasiones, no están al nivel que esperamos de una película así. Se nota sobre todo cuando Channing Tatum usa los zapatones voladores. Es demasiado falso, siempre tienes la sensación de que la escena está mal hecha. Pese a estas cosillas negativas, reconozco que me lo pasé bien y me entretuvo.

Puede funcionar perfectamente con los miembros del Clan de los Orcos y está vetada para los sub-intelectuales de GafaPasta. Si te gusta el cine de ciencia ficción, vale la pena.

Una respuesta a “El destino de Júpiter – Jupiter Ascending”

Comentarios cerrados.