El día con el vídeo buceando en el pecio Boonsoong y el regreso a Patong

En realidad si quieres leer esta serie desde el comienzo, tendrás que saltar a Regresando al viaje a Asia para ver las fotos y avanzar desde allí y por si la cosa no es complicada, esta saga de fotos y vídeos está relacionada con el relato que comenzó en Desde Utrecht a Kuala Lumpur y si estás confundido, pues que sepas que así es la vida

Hoy llegamos a las fotos y vídeos del último día buceando por las islas Similan en un barco, relato que conté en Acabando el viaje en Khao Lak y regresando a Patong. Con algunos meses a la espalda, la colección de recuerdos que tengo de ese viaje es fantástica, hice un puñado de amigos, me divertí, buceé y se me abrió todo un mundo de gente que ni sabía que existía. De hecho, las sensaciones son tan intensas que he optado por partir el relato de ese día en dos y algunas de las fotos y un vídeo que tenía para hoy lo veremos en el siguiente episodio del relato, el episodio que se podría llamar los Julays. Por aquí nos centraremos en la parte visual y multimedia y retomamos la historia con una foto cuando el barco está a punto de atracar en Khao Lak, el puerto desde el que partimos el lunes por la noche y al que llegamos el viernes después de la una de la tarde:

Entrando al puerto de Khao Lak

Después de eso vino un viaje en furgoneta a Patong y en el vehículo iba con amigos. Mi hotel, pese a las lenguas venenosas que comentan por aquí y que creen que busco antros penosos, era fastuoso, salvo por la mierda de desayuno que tenían:

Villa Atchara Hotel

Mucho más importante, la razón por la que le digo y le repito a mi madre que no voy más a las Canarias es porque me pone la toballa en el baño como si yo fuera un truscolán, no le pone empeño y si no, flipen con la toballa configurada como elefante que tenía sobre la cama de la habitación y que yo he bautizado como toballelefante:

Toballelefante

Creo que hasta ahora no hemos visto nada de Patong, aunque aquellos que recibían una foto cada día sí que se empaparon. Para resarcirnos, una imagen de la playa justo desde el norte, desde su comienzo, ya que mi hotel estaba por allí:

Playa de PaTong

En el vídeo de hoy, la actividad de buceo es en el pecio Boonsoong, con lo que la cosa va de arenales y un barco hundido. Al principio se pueden ver rayas o lo que para mí son chuchos, que es el nombre canario. En el cuaderno de bitácora con todos los peces que vimos no las pusieron, así que no se el nombre específico de esas. En el lugar hay un montón de peces y unas morenas espectaculares, pequeñas y preciosas, de las que vemos varias, incluyendo una escena épica y legendaria en la que dos están escondidas, una como que se calienta y se sale y la sigo mientras ella busca un nuevo refugio. También vemos veces escorpión camuflados, peces cocodrilo y barracudas, además de unos peces globo enormes y preciosos y un grupo de peces león. Al final del todo sale el Elegido para disfrute de la basca. Todo esto amenizado con la canción Always On My Mind de los Pet Shop Boys. El vídeo, si no lo podéis ver debajo de este párrafo, está AQUÍ:

La saga continúa en Los julays buceadores

4 opiniones en “El día con el vídeo buceando en el pecio Boonsoong y el regreso a Patong”

  1. Dicen en mi tierra “Nais que tal paren…..”, que significa “Madres que tal paren”. Esta frase se dice con cara de pocos amigos cuando alguien SUPER-DESAGRADECIDO critica a su madre por chorradas como no hacerle formitas con las toallas. 😛 .Pobre madre. Y ahora añado una frase que usa mi madre como añadido a la anterior “Si hubiera tenido dos ladrillos…. nada más salir… chas!”. Por supuesto esto no me lo dice a mi, que soy su hija favorita, sino a mis hermanos, que son unos elementos de cuidado.

  2. por lo menos una flor de loto florecida con la luna llena o una toballa con forma de gamba cocinada al ajillo es lo menos que se espera un primogénito de su creadora. Para todo lo demás, Mastercar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.