El día que vendrá – The Aftermath

Mira que le siguen sacando partido a la Segunda Guerra Mundial y a las películas con movida en este escenario. Yo siempre que voy a ver una de estas entro al cine convencido que ya lo hemos visto todo, que esto no es más que otra iteración del famoso más-de-lo-mismo, que como los guionistas se han quedado sin ideas siguen haciendo refritos de películas que ya hemos visto y por eso todas nos suenan conocidas. En este caso, la pequeña variación que hacen, es desplazar la acción de la película a unos meses después de acabada la guerra. Se trata de The Aftermath, que al parecer se estrena la semana que viene en España con el título de El día que vendrá.

Una julay se encoña de un germano y le pone una cornamenta al marido que ni los renos del trineo de Santa Claus.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los ganadores están haciendo cosillas en la Alemania que ahora ya no es nazi o algo así y un británico trabajando allí, en Hamburgo, se trae a su hembra, pero como que hay movidas raras entre ellos. Echan a un alemán de su keli y se la asignan a ellos pero al final dejan a los alemanes, un tipo y su hija, seguir viviendo allí y claro, hay roce entre la mujer y el chamo y del roce se llega al cariño super-fácilmente y acaba empetándosela hasta los pelos de los güevos y ella privada de la vida, hasta que el marido se rebota todo cuando lo descubre o algo así.

El trailer de esta película engaña mucho, ya que de lo que se olvidan en el mismo es de contarnos que la tipa ha tenido un hijo que murió durante la Guerra, que su marido no la toca porque no se sabe si es mariquita o alérgico a su coño y que el alemán desde que la ve, se olvida que le acaban de matar a su mujer y se le ponen los güevos como bolas de billar y no para hasta que se la empeta hasta los pelos de los güevos y más allá, todo esto mientras su hija es un bicho malo que no veas. La cosa es que la historia se complica demasiado y el británico no funciona, eligieron a un actor que está como apagado, que es que no te extraña nada que la mujer se la pegue hasta con los puerros que tienen en la cocina, si es que el marido da un asquito que no veas. Para el alemán eligieron a Alexander Skarsgård y eso también es injusto, es que la hembra cuando lo ve por primera vez dejó un charco en el lugar porque se corrió toda allí mismo. Es que el marido parece más bien sacado de Vecindario capital de Mórdor, en el planeta de los Orcos muy desmejorados y aquel chamo es perfecto. La pava es Keira Knightley, que lo hace bien pero que de alguna manera, me recuerda a otros papeles que ha hecho, es como si se repitiese a sí misma o quizás la pobre es que ya como actriz no da para más. La película está bien pero pierde el ritmo cuando se despistan con las tramas secundarias que no interesaban a nadie, como la de la hija del alemán. Pese a todo, tiene un pase.

Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que se agobiarán con tanta música clásica y tanto diálogo. Igual funciona con algunos sub-intelectuales con GafaPasta, aunque supongo que no con todos.

Una respuesta a “El día que vendrá – The Aftermath”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.