El espía que me plantó – The Spy Who Dumped Me

The Spy Who Dumped MeHace un par de semanas el pre-estreno sorpresa era una comedia y una que yo llevaba esperando desde que vi el trailer por primera vez y que pese a habérmelo mamado una jartá de veces, siempre ha conseguido hacerme reír y chica, este verano está resultando muy corto en el capítulo de las comedias y esta se supone que es la temporada altísima del género, que parece apagado ahora que todo es marikitas con lycras salvando el universo una y otra vez. La comedia se titula The Spy Who Dumped Me y parece que se estrena en España este fin de semana con el título de El espía que me plantó.

Dos julays gritan más que una mula en celo

Dos pavas treintañeras celebran el cumpleaños de una cuando su vida cambia al descubrir que el ex de la chama es un agente secreto o algo así. A partir de ahí, viajan a Europa a entregar algo secreto y serán tiroteadas de manera regular por todas las ciudades europeas por las que pasan, siempre metiendo la pata hasta el fondo, cruzándose con una viciosa del este que es más mala que Diana la de uVe y con otro agente secreto que está clarísimo que no esconde un salchichón en los pantalones sino que es el garrote con el que quiere empalá a la tía hasta que pote lefa o algo así.

Básicamente, esta es otra película que se toma a cachondeo las movidillas de los agentes secretos y que hace que dos pavas sin cualificación alguna lo hagan casi mejor que ellos y por azar. La película tiene momentos hilarantes, en los que te partes de risa, pero también hay tramos aburridos y las dos horas de duración fueron un error, deberían haber cortado media horita. La protagonista es Mila Kunis, que funciona muy bien en comedias y aquí brilla. Curiosamente, tiene una química brutal con Sam Heughan, que no se cansa de poner caritas con ojos como culos de botellas cada vez que la ve y que ahora que se ha cortado el pelo, casi que parece un ser humano. La sensación, aunque por rachas, ya que también tiene escenas estúpidas y que no funcionan, es Kate McKinnon. Cuando acierta, es épica y legendaria y te descojonas con ella pero cuando se descontrola, da vergüenza ajena y ganas de encender el teléfono y ponerte a mandar mensajes con el telefonino. El que definitivamente no me gustó nada de nada y que yo particularmente habría suprimido o elegido otro actor es Justin Theroux, que en ningún momento supo que debía actuar y es básicamente patético. Pese a esto, la película tiene un balance positivo, me reí, me lo pasé bien y hasta la he vuelto a ver por aquello de la escasez de títulos en las pantallas y que el aire acondicionado es el aire acondicionado.

Esto mola para los menos básicos de los miembros del Clan de los Orcos. No creo que todos la sepan apreciar, pero los que tienen algo de seso seguro que se lo pasan bien y hasta pueden llevar al cine a su hembra. No creo que tenga el caché que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta.

07/10

Una respuesta a “El espía que me plantó – The Spy Who Dumped Me”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.