El fundador – The Founder

Hoy tenemos la única película que me queda por comentar del año 2016. Fue además la penúltima que vi y aunque la tenía en mi punto de mir y sabía que no permitiría que se me escape, tuve suerte y coincidió que la pusieron en el pre-estreno sorpresa de la semana antes de Navidad. Se trata de The Founder y se estrenará en España en febrero con el título de El fundador y mirando el cartel, si hay alguno que no reconoce de qué compañía trata la película, que se pida hora para el oculista pero que ya mismo porque lo necesita con urgencia.

Un julay jodió pero que bien a dos hermanos acarajotados

Dos hermanos se inventan las hamburgueserías McDonalds pero son como medio acarajotados y no le ven el futuro de las franquicias. En eso que conocen a un vendedor que es tan venenoso como una serpiente truscolana y el chamo se asociará con ellos, creará franquicias y finalmente se los quitará de en medio y permanecerá como el fundador de cierta multinacional de comida rápida aunque él no inventó para nada el concepto.

Este es un viaje fascinante al mundo empresarial, un entorno lleno de depredadores sin escrúpulos como el chamo que protagoniza esta película. Lo vemos estamparse en ideas absurdas y en productos que nadie quiere hasta que se cruza con una buena idea y se lanza a por ellos, primero como socio y finalmente como el propietario. La historia es genial, vemos como se creó el concepto de hamburguesería en la que el producto se sirve en muy poco tiempo, vemos como investigaron para crear la cadena que existe en la cocina y vemos los tira y afloja entre los inventores y el fundador de la corporación. También flipamos cuando descubrimos que en realidad, en donde hacen el dinero es en los terrenos, no en el producto en sí. El protagonista absoluto y que lo borda es Michael Keaton, que está soberbio como ese hombre medio-despreciable que no se detiene ante nada. Su trabajo es fantástico y seguramente la película me gustó tanto por lo que él hizo con la interpretación. A su alrededor hay un buen elenco de secundarios pero tanto el guión como la cámara saben que él es el protagonista y todo gira en torno a él. La película nos ahorra historias secundarias que no nos interesan y nos lleva por los primeros años de una compañía que ha llegado a ser tan grande que probablemente podría comprarse su propio país. Al ser un drama y una biografía carece de efectos especiales o de escenas de acción y el ritmo es el que se espera de este tipo de cine.

No es algo para los cines normales, es más bien para la filmoteca. Cualquier miembro del Clan de los Orcos tendrá serios problemas para aguantar despierto en su butaca. Es una de esas historias que gustan a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Una respuesta a “El fundador – The Founder”

Comentarios cerrados.